Persona, animal o cosa

AGÓSTATE CONMIGO - Hablemos de España

Marta Nebot

Hay que ver que bueno es madrugar y que malos son los gases; sobretodo si tienes una habitación de bebé que decorar y un bombo de ocho meses. Pero no quiero hablar de mí que luego todo se sabe. Mejor, aprovechando la agostidad, hablemos de España; un país en el que, según Igualdad, el 41% de alumnos declara que se cambiaría de sitio si supiera que su compañero es gay y el 56% de los homosexuales, haber sufrido algún tipo de agresión física o psíquica. El mismo país en el que los conservadores, a pesar de estos datos, siguen empeñados en que "las peras con las peras y las manzanas con las manzanas" y que los gays están muy bien pero que si se juntan no lo llamen matrimonio; que se busquen otro nombre para lo suyo porque, enfermos o no, desde luego no son iguales que ellos y, por eso, tienen recurrida la Ley del Matrimonio Homosexual ante el Constitucional.  Un país en el que un jurado popular absuelve a un señor -asesino confeso, él y muy educada, yo- que se cargó a una pareja de gays a base de 58 puñaladas porque, según declaró, tiene pánico a los de esta tendencia sexual por si le violan. El mismo país que revoca esta sentencia pero deja al señor asesino en libertad mientras le vuelve a juzgar porque, claro, este hombre no tiene peligro…  Ese mismo en el que la Ley de Educación para la Ciudadanía está también recurrida, por los mismos, por intentar acabar, entre otras, con estas discriminaciones porque, según ellos, es un "catecismo socialista".

Así que, agostándome del todo, llego a la conclusión de que la política social en manos de la derecha es una ruina y también de que la política económica en las de la izquierda, para que funcione en el mundo globalizado en el que nos ha tocado vivir, tiene que ser algo de derechas. ¡Qué horror! -lo sé-; pero si dijera lo contrario sería tan hipócrita como los peperos que ahora están en contra de que se aborte porque la nueva ley no es suya y permite hacerlo sin declararse loca.

Las cosas como son y menos mal que mañana es sábado y de agosto… Vamos que el que mañana no se moje, en algún sentido, será porque está jodido.