Persona, animal o cosa

ESPERANZA AGUIRRE. Profesión: privatizaciones públicas

Mikel Jaso

Marta Nebot

"Esperanza, Esperanza, sólo sabes bailar chachachá" (bis). Por favor, canten (aunque sea por dentro) esta de Machín para ambientar. ¡Fenomenal! Y ahora bajen el volumen y déjenla de hilo musical. 

No sé de qué esperanza va la canción, lo que sé es que la de Madrid baila lo que haga falta (con esa gracia chulapa que le caracteriza) en honor de la efectividad. Y está bien que las cosas funcionen pero tiene que ser de verdad, no sólo de facha/da.  

Ejemplo: He llamado por primera vez a
La Asociación de
La Prensa para hacer uso de la sociedad médica a la que tengo derecho por ser socia y pagar las cuotas. La idea era ir a un dentista de pago porque me da corte ir a uno público a pedir una limpieza de boca.
La SORPRESA fue mayúscula cuando la señorita me informó de que para eso tenía que haber rellenado unos formularios, que enviaron a mi excasa, para renunciar a la sanidad pública y así poder disfrutar de esta privada porque es concertada. Desconcertada me quedé yo, que pago mis impuestos y tengo número de la seguridad social. "Eso es ilegal", me salió del alma. "No, no, no", contestó ella mosqueada. "Bueno, pues alegal"; tercié yo, mientras me atacaba una duda: "¿Ya no podré ir a cualquier urgencias?". Respuesta: "Si no estás inconsciente, no". "¿Cómo?". Y entonces, fue ella la que terció: "Poder puedes ir tirando de talonario". Es decir, que si llego por mi propio pie me atenderán de mil amores y luego me traerán la cuenta pero si estoy muriéndome y puedo demostrar que no llegaría viva a las urgencias de pago, entonces no me cobrarían. Cuando entendí la situación le dije que es peor que privatizar, que es robar un derecho fundamental, que no podía ser, que había que denunciar, que es como si a un niño por estar en colegio concertado le cobraran por ir a los parques. A lo que me contestó que eso pensaban todos pero: "ya te acostumbrarás". Han pasado días y no me acostumbro. Al final he decidido que me voy a quedar en la pública porque no quiero tener que decirle a mi cuerpo donde se puede poner enfermo y donde no porque me jode el presupuesto. 

PD: Subid el volumen..."Ay que pena me das Esperanza, por Dios, tan graciosa pero no eres buena/ tan graciosa y sin corazón".