Persona, animal o cosa

COMA - Niños, acampados y gasolina.

Berto Romero

El lunes, el abogado David Bravo decía en twitter (@dbravo): "en el mundo del cortoplacismo, si un tipo en coma se despierta, la gente cree que es un fracaso que mañana no esté bailando claqué". Bien, si lo del 15M iba como un tiro, ¿por qué el frenazo?¿Quién no contuvo el aliento el sábado pasado viendo las manifestaciones en Sol?
 
Según la "secuencia hollywood" de acontecimientos la policía debió entonces intentar desalojar a los acampados y convertir la llama en hoguera. Gasolina. Pero no ocurrió. El 22M llamó la atención de ese ojo de Mordor que es el foco informativo, y podría parecer que la #spanishrevolution murió joven y dejó un bonito cadáver. Algunos incluso la han responsabilizado del resultado de las elecciones, convertidas espontáneamente en un examen para los indignados. Ahora los informativos ya tienen nuevo drama. Una de las dos cabezas de la España bicéfala tiene conmoción cerebral y pronóstico grave. Y los acampados en las plazas parecen cada vez más anecdóticos, risibles y en vías de extinción.
 
Lamentos decepcionados toda la semana. Un amigo me decía "yo estaba con ellos, pero no me dejaron claro qué tenía que hacer". Eso es. Hace una semana éramos niños ilusionados esperando que se nos dijera qué hacer. Al pasar los días nos ha entrado la vergüenza y nos refugiamos en el cinismo para sentirnos otra vez adultos de piel curtida. Y sin embargo, la gente continúa en las plazas debatiendo sin cesar e intentando articular un discurso, cada vez más cansados, cada vez más difícil. No son ellos los responsables del desencanto, sólo sus portavoces.
 
Ayer los mossos de escuadra sacaron las porras y las balas de goma en Plaça Catalunya. Gasolina. Y si esta noche gana el Barça, las celebraciones amenazan tensión. Otro sábado para contener el aliento.
 
Para acabar, desarrollemos más la analogía del coma: El enfermo despierta después de largo tiempo de forma brusca e inesperada. Tras la sorpresa inicial, le sigue un breve periodo de desorientación hasta que toma consciencia plenamente.