BLOG – vs redes sociales.

Berto Romero

Hace unos días, un amigo comentaba que apenas leía ya blogs y que cuando lo hacía era movido por una cierta fidelidad al género. Al oírlo pensé que también en mi caso hacía bastante tiempo que no dedicaba un rato a leer posts interesantes. Y más aún, que ni siquiera actualizaba el mío como Internet manda, escribiendo una buena entrada original y atractiva. ¿Y desde cuándo? Haciendo memoria: desde que caí en las redes sociales. Poco a poco me he ido acostumbrando a lanzar los contenidos de forma directa, ahora una foto, ahora un pensamiento o una idea, ahora un enlace, sin desarrollarlos como hacía antes en la bitácora.

De modo que ¿social network killed the blog star? Pues podría ser. Pero de golpe he notado un vacío en el estómago. 140 caracteres es un titular, una foto, un impacto rápido y a otra cosa, un soniquete continuo, sin dejar tiempo para la pausa, la lectura y la reflexión. No me saco de la cabeza la sensación de haber salido perdiendo con el cambio.

Me he dado cuenta de que no sólo estoy comunicándome de una forma sincopada, sino que yo también estoy devorando la información más rápida y sintéticamente. He notado que pierdo antes el interés y la concentración en lo que la red me ofrece, que salto a más velocidad de una cosa a la otra. Que mi consumo digital se ha vuelto, en definitiva, más espasmódico.

El apocalíptico y el integrado que conviven bajo mi misma piel se han soliviantado y discuten a grito pelado. El segundo continúa queriendo adivinar en las redes sociales los primeros pasos hacia la creación de una conciencia global, al estilo de lo descrito por James Lovelock en su hipótesis Gaia. Intuye mareas de pensamiento, flujos de opinión y fantasea con la construcción de una mente colmena planetaria que potencie el cerebro humano hasta límites insospechados. El primero, el apocalíptico, se hace un ovillo tembloroso en el suelo y advierte que ¡arrepentíos! que ¡el fin está cerca! y que el siguiente paso de este camino es más distópico que utópico: es algo parecido a Matrix.