Persona, animal o cosa

LA NORIA - Pinchar en hueso.

Berto Romero

La entrevista pagada a la madre de "El Cuco", el menor implicado en la desaparición de Marta del Castillo, ha sido un auténtico pinchazo en hueso. Así lo demuestra la retirada de muchos anunciantes del programa, con esa especial sensibilidad que tiene el dinero para huir del peligro.

No puedo evitar relacionarlo con lo ocurrido en el año 1993, cuando Nieves Herrero y su programa "De tú a tú" también pincharon en hueso. Aquel programa especial, desde Alcàsser, la noche que encontraron a las niñas asesinadas, buceando a fondo en el dolor de los familiares, es recordado popularmente como el inicio de la llamada "telebasura". Un concepto éste discutido y seguramente discutible, pero que remite a una manera de hacer televisión sensacionalista, amarilla y sin escrúpulos.

En ambas ocasiones el público ha reaccionado masivamente con una mueca de acritud ante lo que considera un límite rebasado, una barrera quebrada, una gota que viene a colmar un vaso. No quiero entrar en el análisis de la moralidad de dichos programas, tarea que precisa más espacio que el que esta columna me permite. A mí me perturban y repelen, y me asombra ver como sus responsables los defienden a capa y espada apelando a la libertad de expresión o información. Pero, al margen de esto, no me cabe duda de que los casos mencionados funcionan como balizas, como mojones, como puntos de inflexión.

¿Y si del mismo modo que el incidente del 93 pudo señalar el inicio de un ciclo, el caso "Cuco" estuviera anunciando su final? ¿Podríamos estar presenciando el cierre de la puerta del telemorbo que se abrió oficiosamente hace casi una década? Me da la impresión de que se pueden advertir señales en este sentido. Antena 3 parece estar retirándose de la pelea. Puso punto final a DEC  y todo indica que se concentra en construir una programación familiar y blanca. Si Telecinco se queda sola en esta trinchera, y sobre todo, si sus anunciantes cogen miedo a relacionarse con este tipo de contenidos, entraríamos sin duda en una fase de remisión. Veremos.