Persona, animal o cosa

CIENCIA - Ficcón y afición.

Berto Romero

ciencia-ficcion-blog.gif

Vaya por delante que esta columna la escribe un lego en ciencias, un "letraspuras". Pero también un orgulloso "nerd" cautivado por los misterios de la ciencia. Y añado que un infatigable curioso a la par que fanático de la ciencia ficción. Ahí va, Dios me perdone,  mi discurso a nivel usuario.

Me encuentro desde hace ya un tiempo atendiendo atónito y encandilado a los progresos de la ciencia, a raíz de la popularidad alcanzada por el Colisionador de Partículas (LHC) del CERN, en Suiza. Al parecer, los científicos andaban buscando con este ingenio hallar algunas partículas elementales contemporáneas a los primeros 5 trillones de segundo del Big Bang. Se especuló con la posibilidad de hallar algo llamado "bosón de Higgs", una partícula elemental a la que se conocía en algunos círculos científicos y no científicos como partícula "de Dios" o "divina". Como sabrán, el Colisionador no ha podido echar a andar todavía, debido a una serie de imponderables que van desde fallos técnicos hasta la detención de un sospechoso de pertenecer a Al Qaeda.

Sin entrar en detalles, corre por la red una alucinante teoría conspiranoica que parte de la esfera científica y que sostiene que el LHC podría estar siendo saboteado por él mismo desde el futuro. Su creación supondría un acto tan antinatural que provocaría que el propio bosón ondulara hacia atrás en el tiempo hasta el momento de su creación con el fin de evitarla.Seguramente he entendido un 2% de lo que os he explicado. Sin embargo, me llama poderosamente la atención. Oigo últimamente a la ciencia manejar sin tapujos conceptos como viajes en el tiempo, universos paralelos, realidades alternativas. Me da la sensación de que se acerca a límites insospechados. Y creo percibir que lo hace de un modo imaginativo, abierto de miras, desacomplejado y multidisciplinar. Una ciencia que muestra una madurez envidiable y que avanza y sorprende a pasos de gigante.

Por ello aprovecho para unirme a la protesta de la que se ha hecho eco hace unos días otro columnista de este diario, José A. Pérez, contra el recorte en los presupuestos de Ciencia para el próximo año. Protesta que movilizó hace unos días a más de 1.000 blogs de la blogosfera española.