Planeta Axel

Análisis, perfiles e historias de fútbol internacional

Una mañana de sábado muy londinense

05 Abr 2008
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Las dos últimas joyas arquitectónicas del fútbol inglés lucirán simultáneamente en una mañana de grandes choques en Londres. El nuevo Wembley y el Emirates Stadium, que no llegan a los dos años de vida, serán los escenarios en los que se disputarán los encuentros más destacados de un sábado señalado en el calendario. Por un lado, West Bromwich Albion y Portsmouth abrirán las semifinales de la FA Cup en su edición más rebelde –la segunda, también en el templo reconstruido, la disputarán Cardiff City y Barnsley el domingo por la tarde-. Por el otro, Arsenal y Liverpool protagonizarán el segundo capítulo de su famosa trilogía tras las tablas del miércoles y antes de citarse para resolver en Anfield su eliminatoria europea.

Benítez, aliviado por un triunfo ante el Everton que le ha dado a su equipo un colchón de cinco puntos en la pelea por la cuarta plaza, podrá rotar esta vez. De hecho, se prevé que Fernando Torres, Steven Gerrard, Jamie Carragher, Sammi Hyypia y Ryan Babel sean reservados de cara a la vuelta de Champions del martes. Wenger, en cambio, no puede permitirse este lujo. Su plantilla es algo más corta, tiene a varios jugadores lesionados y además se juega seguir vivo en la lucha por el título. El holandés Robin Van Persie volvió a lesionarse el miércoles –su sustitución en el descanso se debió a problemas físicos-, uniéndose así a las ausencias de Sagna, Rosicky, Eduardo y el sancionado Diaby. Los gunners serán esta vez los que abrirán la jornada (13:45), y si ganan meterán presión al Chelsea, que visitará el City of Manchester Stadium a las 16:00, y al United, que defenderá su ventaja en Middlesbrough mañana.

En la FA Cup, el Portsmouth deberá responder a su extraña condición de principal favorito. En otras circunstancias, el equipo de Harry Redknapp no tendría excesiva presión en una semifinal, pero el hecho de que los otros tres supervivientes sean equipos de segunda división ha colocado al club sureño en la primera posición en las apuestas. Jermain Defoe, que está firmando un registro impresionante desde que llegó en el mercado de invierno procedente del Tottenham –ocho goles en siete partidos-, se perderá la cita al haber disputado ya algunos minutos en el torneo con el conjunto de Juande Ramos. Kanu y Baros se juegan su puesto en ataque.

El West Brom es el mejor clasificado de los tres supervivientes de la League Championship –de hecho está en puestos de play-off de ascenso-. Casi todas las esperanzas están depositadas en el veterano delantero Kevin Phillips, Bota de Oro del fútbol europeo en la temporada 99-00 con su histórica cifra de 30 goles con el Sunderland. En la mediana localidad industrial del norte de Birmingham –está a escasos ocho kilómetros de la segunda ciudad de Inglaterra- ha gustado mucho que el rival sea el Portsmouth. Y es que sigue muy vivo en el recuerdo un memorable partido en la última jornada de la Premier League en mayo de 2005. El conjunto de las Midlands se medía al Pompey ocupando la última posición de la tabla y necesitaba ganar y esperar pinchazos de tres rivales para salvarse. Y lo logró, en parte gracias a una sensacional actuación de Richardson, que estaba cedido por el Manchester United. Los Baggies intentarán repetir resultado para volver a Wembley y pelear por su sexto título de FA Cup. Y es que, pese a su modesto presente, tienen un pasado glorioso.