Planeta Axel

Bolton: un bloque peleón pero limitado

Tras la marcha del milagroso Sam Allardyce, el Bolton ha vuelto a su realidad: intentar pelear por evitar el descenso. La transformación que vivió la entidad del Lancashire con un entrenador que sacó el máximo jugo posible de una plantilla de nivel medio bajo terminó con su fichaje por el Newcastle. A Sammy Lee le vino grande el reto de intentar imitar a su predecesor y pronto fue cesado. Llegó Gary Megson para sacar al equipo de los puestos de descenso, algo que consiguió pronto recuperando la solidez del bloque, la solidaridad de los jugadores y el trabajo incansable. Volvió a las premisas de Big Sam, aunque sin llegar a sus resultados. Aún instalado en la zona peligrosa, el Bolton ha sufrido además la fuga de Nicolas Anelka, con lo que sus recursos en ataque se han convertido en muy limitados. Falta gol y calidad individual, pero sigue siendo un conjunto muy pesado: corta el juego constantemente con faltas tácticas y busca explotar las virtudes físicas de sus atacantes.

A Megson le gusta utilizar un sistema 4-1-4-1, con Iván Campo enlazando entre defensa y centro del campo y el peleón Kevin Davies luchando en solitario arriba. Los jugadores de segunda línea aportan mucha llegada, especialmente Kevin Nolan, un consumado especialista aprovechando rechaces en la frontal. El senegalés El-Hadji Diouf suele entrar por banda derecha y con su velocidad y nivel técnico se ha convertido en la mayor fuente de inspiración del equipo. Los refuerzos del mercado de invierno Gretar Steinsson y Gary Cahill pretenden aumentar la solidez de una zaga que andaba algo justa, mientras que con Matt Taylor el Bolton se ha asegurado a un zurdo peligrosísimo a balón parado y en el disparo lejano.