Opinion · Ahora que no nos oye nadie

Así funciona la calculadora de transparencia editorial de ‘Público’

La calculadora de transparencia es un instrumento de TJ Tool que permite valorar la trazabilidad de cada información; es decir, el grado de detalle que recibe el lector acerca del proceso informativo que el periodista ha seguido para elaborar esa noticia.

Este valor de transparencia no debe ser nunca confundido con la calidad de la información. Una pieza de periodismo de investigación, normalmente muy apreciada y cotizada en la profesión y por la audiencia, muchas veces se ve obligada a recurrir a fuentes cuya identidad debe ser protegida. Dado que el periodista no podría revelar su fuente, en términos de transparencia el valor de dicha información sería mínimo. En estos casos, son los periodistas y los medios, con su profesionalidad y métodos de trabajo periodístico de calidad, quienes respaldan la información. Aunque la utilización de estas fuentes anónimas debe ser siempre la última opción del medio, que tratará siempre de garantizar la mayor trazabilidad posible.

Imagen del 'mapa de transparencia' de TJTool.
Imagen del ‘mapa de transparencia’ de TJTool.

La calculadora de transparencia creada por Público extrae de cada información, de manera semiautomática y ayudada de inteligencia artificial, una serie de variables que componen ocho Indicadores de Transparencia Editorial (ITE). Para que esas variables puedan ser representadas en el Mapa de Transparencia de las noticias, Público asigna un valor porcentual a cada ITE y un rango de valoración a cada variable que integra los indicadores. De esa manera, la suma del valor máximo de los ocho ITE sería el 100%.

No se trata solo de una cuantificación numérica: en el proceso de validación de las ITE se tiene en cuenta que todos los elementos que se aporten sean pertinentes y relevantes. Es decir, no porque una información cuente con 10 enlaces, su indicador de trazabilidad y transparencia se disparará hasta el infinito.

Una vez la calculadora ha completado todos los indicadores, se publica la información y, de manera automática, se genera el Mapa de Transparencia de cada noticia, accesible para cualquier usuario.

De los ocho Indicadores de Transparencia Editorial, Público ha asignado el mayor peso del valor final de transparencia a las fuentes: un 20%. La publicación de la política editorial del medio, el motivo editorial y el autor contribuyen con otro 15%, respectivamente. Los documentos de contexto, los documentos de apoyo y fechas aportan un 10% cada uno; y el lugar de redacción, un 5% del valor total de los indicadores. Así, el Mapa de Transparencia de cada información y su valoración final responde a los siguientes parámetros:

1.- Fuentes: consideramos que es el elemento de nuestra calculadora que aporta más peso al valor de trazabilidad de una información: hasta un 20%. Larga ha sido también la reflexión para clasificar las fuentes en términos de transparencia y para asignarles distintas ponderaciones. Finalmente estas son las categorías de fuentes establecidas por Público: persona, institución u organización, otros medios de comunicación/agencias, fuentes sin identificar con nombres y fuentes anónimas.

2.- Autor: se refiere al nombre del profesional que firma la noticia, cuya experiencia y profesionalidad da crédito a su nombre. Puede aportar hasta un 15% del valor total de transparencia en función de si refleja el nombre completo, si firma sólo con iniciales y de si la firma es genérica (Redacción o Público).

3.- Por qué: explica las razones por las que el medio decide abordar una información. En el caso de Público, los motivos pueden ser: actualidad informativa, porque responde a alguna de las banderas editoriales del medio o tendencia en las redes sociales. De igual modo debe obligatoriamente indicarse si se trata de contenido patrocinado. Este indicador aporta un 15% a la valoración final, con independencia de cuál sea el porqué elegido.

4.- Medio: el valor máximo de transparencia de este indicador es del 15% del total. Se establece teniendo en cuenta si su política editorial es pública o no y si en dicha política editorial declara tanto sus principios y objetivos éticos/ periodísticos como la estructura de propiedad del medio y la procedencia de sus ingresos. Público ha hecho pública su política editorial con Trust Project y en su página web.

5.- Documentos de apoyo: son las aportaciones que adjunta el autor para respaldar la información publicada. Tienen forma de vídeo, fotografías, audio, pdf, rrss… Aportan un 10% del valor total de transparencia.

6.- Contexto: son informaciones complementarias que localizan la información en el espacio y el tiempo para poner en valor la importancia de ésta. El contexto es uno de los elementos de la esencia del periodismo que más está sufriendo en la nueva coyuntura profesional. Estos documentos aportan también un 10% del valor total de transparencia. Se considerarán elementos de contexto aquellas informaciones en modo de links a webs, imágenes y documentos que cumplan esta función.

7.- Fecha: se refiere tanto la fecha de publicación como a las actualizaciones posteriores de la noticia (en caso de que las haya) y a la fecha que debe acompañar a los documentos o elementos de contexto. Este indicador aporta un 10% del valor final de transparencia. Público considera la fecha especialmente relevante, dado que uno de los trucos más utilizados en la generación de noticias falsas es la atribución interesada de fechas manipuladas a imágenes e informaciones, lo que provoca que el rigor informativo no sólo se desvanezca, sino que la información se convierta inmediatamente en una mentira.

8.- Lugar: Público considera que, en términos de transparencia, declarar el lugar en el que se redacta la información debe aportar un valor constante del 5%. Sin embargo, en el proceso de desarrollo de esta herramienta, el indicador ‘lugar’ ha sido uno de los que más reflexiones han suscitado dentro de la redacción y actualmente su valor final está en revisión.