Punto y seguido

El Sha: su turbulenta vida en el 40 aniversario de su muerte

Fotografía de de octubre de 1967, del Shah Mohammad Reza Pahlavi en el Trono del Pavo Real en Teherán, Irán,
Fotografía de de octubre de 1967, del Shah Mohammad Reza Pahlavi en el Trono del Pavo Real en Teherán, Irán,

Vivir como un rey y morir como un repudiado fugitivo millonario. 40 años después de su muerte, Mohammad Reza Pahlavi, El Sha, sigue vivo, no sólo en la memoria de los que sufrimos su brutal dictadura, sino también en la imaginaria de los que han nacido en la República Islámica (RI), que son la mayoría de una población de 80 millones, y han formado una idea positiva, peligrosamente tergiversada, de aquel régimen, y en vez de construir una alternativa progresista a la teocracia totalitaria presente desentierran a los muertos.

El balance de 41 años de la RI, y sobre todo la definitiva derrota del reformismo islámico representado por el presidente Jatami, han llevado a los iraníes comparar constantemente la gestión de los sacerdotes con el régimen tecnocrático del Sha, que está siendo "rehabilitado" incluso entre la oposición progresista.

Las imágenes de la familia real, incrustadas en sellos, monedas y platos, están vendiendo "como churros" en los bazares de Irán, ya sin miedo. Si en los años ochenta se hablaba de que el Sha robaba el dinero del petróleo y los depositada en paraísos fiscales, amontonaba a miles de opositores en las cárceles, les torturaba y los mataba, o que mantenía pobre a la mitad de la población en uno de los países más ricos del planeta, hoy que la RI ha superado con creces estos indicadores, añadiendo elementos como "tribunales de inquisición", aquel verdugo, para los ignorante, se convierte en el héroe (pasa exactamente lo mismo en Iraq con Sadam Husein). ¿Permitirán las grandes potencias una democratización de un estratégico Irán? Preguntan los que temen que la próxima "revolución" también termine en otro desastre, argumento al que recurre también los actuales mandatarios, disuadiendo a la población con que "una teocracia fundamentalista capitalista es mejor que una sirización" del país.

La revolución del 1978 fue el tercer gran levantamiento popular iraní en el siglo XX, por la libertad, la justicia social y la independencia del país de las superpotencias; las otros dos fueron la Revolución Constitucional del 1905-1911 y la Nacionalización del Petróleo en 1952. Las tres fueron destruidas por la "Santa Alianza" entre las fuerzas reaccionarias locales y extranjeras.

Cronología de una mortal transición

El reinado del Sha fue marcado por la situación interna de Irán y un mundo envuelto en la Guerra Fría:

  • 1941: Reza Shah Pahlavi, el fundador de la dinastía, que fue instalado en el poder por los británicos en 1923 (igual que Ataturk en Turquía), con el fin de contener el impacto de la revolución bolchevique en la zona, es expulsado de Irán por los Aliados, al  permitir a la Alemania nazi utilizar Irán - «La Tierra de los Arios»-, para invadir a la Unión Soviética. Es forzado a abdicar en favor del príncipe heredero Mohammad Reza, y aunque le prometen una mejor vida en Canadá, es enviado primero a la isla Mauricio y después a Sudáfrica, donde muere en 1944. El cuerpo momificado del artificio de Irán moderno fue depositado en Egipto hasta su traslado a Irán por su hijo, El Sha.
  • 1941, septiembre: Mohammad Reza, con 20 años, jura su cargo en el parlamento como el nuevo Sha «rey», mientras el sur del país está ocupado por las tropas británicas y el norte por el Ejército Soviético. Aquí se celebrará la Conferencia de Teherán entre Stalin, Roosevelt y Churchill e Irán se llamará "El puente de la victoria" sobre el fascismo.
  • 1946: El triunfo de la Unión Soviética en la guerra dispara la popularidad de las fuerzas marxistas. En la provincia de Azerbaiyán se proclama la República Popular y en Kurdistán la República de Mahabad, aprovechando la presencia del Ejército Rojo. Durante casi un año, sus gobiernos realizarán una serie de reformas sin precedentes en la historia de Irán: declaran oficiales sus lenguas maternas, diseñan medidas contra la pobreza, crean cooperativas agrícolas de las tierras expropiadas de los señores feudales, y en Azerbaiyán además las mujeres consiguen el derecho al voto. Un año después, la salida de la URSS (que aún no tenía la bomba atómica) de Irán por las amenazas del presidente Truman será la oportunidad del Sha: envía a miles de hombres armados a ambas provincias para desmantelar las "republicas": solo en Azerbaiyán masacraron a cerca de 30.000 hombres, mujeres y niños. Entre los supervivientes, el militante comunista Safar Gharamani, que pasó 32 años de su vida en la cárcel.
  • 1946: una ola de atentados realizados por el grupo de extremaderecha Fedaines del islam sacude Irán. El historiador Ahmad Kasravi es una de sus víctimas acusado de «calumnias contra la religión». Kasravi había pasado de ser clérigo al principal crítico del islam y hoy es reconocido como el rostro del laicismo iraní.
El Sha en el hospital tras el supuesto atentado, Teherán 1949
El Sha en el hospital tras el supuesto atentado, Teherán 1949
  • 1949, 4 de febrero: Un hombre llamado Fakhrara se acerca al Sha, que iba a asistir a la ceremonia en la Universidad de Teherán, y le dispara cinco tiros. Tres agujerean su sombrero, uno roza su mejilla y el quinto se atasca. El autor es asesinado al instante, mientras régimen señala al Partido comunista de Tudeh («Masas» en persa), declara su ilegalización y detiene a cientos de militantes, así como parte de su dirección. ¿Fue un "autoatentado"? Tras una fuga espectacular de la cárcel, la dirección del Tudeh continua sus actividades en clandestinidad, con decenas de organizaciones, sindicatos y publicaciones con diferentes denominaciones, convirtiéndose en el partido comunista más poderoso de Oriente Próximo.
  • 1951: Mohammad Mossadeq, un diputado aristócrata del parlamento es designado por el Sha como Primer Ministro. Sin embargo, el poderos movimiento por la nacionalización del petróleo, industria bajo el control del gobierno británico, atrae a Mossadeq, quien encabezará el movimiento.
  • 1951, 30 de marzo: el Sha, que teme por su vida, decide huir del país, pero los cortesanos (y EEUU) se lo impiden.
  • 1953, Agosto: Mosaddeq reclama al Sha su derecho a designar al ministro de Guerra. El monarca se niega y él presenta su dimisión. En su apoyo, el Tudeh organiza protestas con decenas de miles de iraníes contra el Sha. Mossadeq gana el pulso y de pasa cambia el nombre del ministerio a "Defensa Nacional". Durante su mandato, Mossadeq confisca las propiedades del Reza Sha, destina el presupuesto de la corte real al Ministerio de Salud, prohíbe los contactos del Sha con los diplomáticos extranjeros, expulsa a Ashraf, la hermana del Sha, del país por su corrupción y atentar contra los intereses de la nación, y se niega a cerrar las publicaciones del Tudeh, su principal aliado: devuelve el poder al parlamento y a la Constitución, dejando al Sha en su sitio, aunque comete dos graves errores: ignora las recomendaciones del Tudeh de destituir a los generales pro Sha, mientras apuesta por un acercamiento a EEUU, como potencia "bondadosa" y que al estar lejos de Irán, no tendría tentaciones de intervenir en los asuntos iraníes. Simpatía que durante un breve tiempo confunde al Tudeh: ¿No querrá reemplazar a los británicos por los estadounidenses? El día 19 el Sha y Soraya huyen del país, mientras la CIA lleva a cabo un golpe de estado contra Mossadeq, dirigido por Kermit Roosevelt, nieto del presidente de EEUU, con la clave "Operación TP Ajax", en la que TP era el Partido Tudeh y Ajax una famosa marca de detergente: iban a limpiar Irán de los comunistas. Detienen a miles de militantes comunistas y mossadeghíes, ilegalizan todos los partidos, sindicatos, asociaciones estudiantiles e intelectuales, feministas, etc.; así, EEUU, convierte la monarquía "constitucionalista" del Sha en una dictadura autoritaria, consolida el odio del pueblo hacia él y siembra los sentimientos antiestadounidenses entre la población. Al final, la "nacionalización" del petróleo bajo un régimen capitalista, no benefició al pueblo: desde entonces, la renta del Oro Negro iraní va al bolsillo de la élite gobernante local.
La concentración de los ciudadanos delante del parlamento en apoyo a Mossadeq.
La concentración de los ciudadanos delante del parlamento en apoyo a Mossadeq.
  • 1957: El Sha crea la Organización de Seguridad e Inteligencia del Estado, SAVAK (en sus siglas en persa), a la imagen del Mossad, que llegará a tener unos 60.000 empleados para sembrar el terror más terrorífico por todo el país. En un intento en vano de hacer la pedagogía del terror, SAVAK divulga sus métodos de tortura: arrancar uñas para dar la bienvenida a los arrestados, sumergirlos en piscinas llenas de heces, o violar a hombres y mujeres -a veces con botellas rotas de cristal-, están entre otras prácticas bárbaras. Hoy, SAVAK opera bajo el nombre de SAVAMA, con más personal, más temible, fusionando las técnicas medievales de la tortura con otras más ingeniosas como sacarles "confesiones de autoculpa" televisivas en las que los detenidos piden ser ejecutados, encerrarles en un ataúd durante meses, u obligarles a ejecutar a sus propios compañeros. Durante la revolución del 78, el jefe de SAVAK, el general Nasser Moghaddam envió una carta a Jomeini (¿recomendada por la CIA?), cuando él fue acogido por Francia, y tras advertirle del peligro comunista se ofreció para servir a su estado islámico anticomunista. Una vez en Irán, Jomeini aceptó su oferta y perdonó la vida de algunos de sus dirigentes, aunque después de acabar con la izquierda los eliminó a todos, entre ellos al general Hosein Fardust (1917 –1987). Este mismo año, el rey realiza la peregrinación a la Meca. Además de ser profundamente creyente y supersticioso, utilizará la religión en su lucha anticomunista, levantando cientos de mezquitas por todo Irán.
  • 1961: El Presidente Kennedy planea un golpe de estado contra el Sha por su coqueteo con la URSS. Según un informe desclasificado en 2014, la CIA contacta con un grupo de oficiales llamado "Irán 918", a través del agregado militar de la embajada de EEUU en Teherán, el coronel Carl M. Poston, preparando el golpe. Sin embargo, los asesores de Kennedy le advierten que si bien es fácil derribar al rey (¿y matarlo?), no lo será tanto hacerse con el control de un vasto y complicado Irán.
  • 1963: Bajo las presiones de EEUU, el Sha lanza su Revolución Blanca desde arriba para evitar una revolución roja desde abajo, con un amplio programa de reformas que facilitarían el tránsito de una economía feudal a otra capitalista, como la reforma agraria (desamortizaciones), el voto de la mujer, el desarrollo de infraestructura, o la reducción del analfabetismo, etc., aunque hubo más ruido que nueces. Los ayatolás, y un joven Jomeini, se oponen a los dos primeros puntos, que golpean su poder clavado en el subdesarrollo. Con la habilidad que concede siglos de manipulación exitosa de la ignorancia de las masas, los ayatolás crean confusión entre los términos de "modernización" y "occidentalización", e intentan sin éxito provocar reacciones negativas hacia unas reformas absolutamente necesarias. Jomeini, que del mundo solo había visto la escuela teológica de Qom, pide el fin del Sha e instaurar en Irán un gobierno a la imagen del regentado por Mahoma en el siglo VII en los desiertos de la península arábiga. ¡Que años después consiga hacerlo, es realmente un milagro!
  • En 1963,  nombra a la médica y parlamentaria Farrokhroo Parsa como Ministra de Educación, siendo la primera ministra de un gobierno iraní. Parsa, cuya madre Fakhrafagh fue una de las fundadoras del movimiento feminista iraní, fue ejecutada en 1980 a los 58 años por la teocracia islámica. En 1976 habrá una segunda mujer en el gobierno: Mahnaz Afkhami, ministra de Asuntos de la Mujer. El gobierno lanza una continua campaña en favor del control de la natalidad, como una medida del progreso social y la liberación de la mujer, proporcionando todo tipo de anticonceptivo; hoy, la RI que los ha prohibido, duplicando la población del país a la que no puede ofrecer suficientes servicios, puestos de trabajo, hospitales, escueles, etc. Por otro lado, el Sha mantuvo la poliginia, aunque la limitó a la conformidad de la primera esposa, como si las palizas o la desesperación de perder a sus hijos y a su hogar no fuesen suficientemente disuasorias para firmar cualquier "consentimiento". Con la RI, casi todos aquellos derechos de la mujer, fruto de un siglo de lucha feminista se han perdido. Que las leyes convirtiesen a las mujeres en el subgénero es razón por la cual los islamistas ni siquiera han colocado a una ministra islamista de cara a la galería.
Dirigentes de la izquierdista Asociación de Mujeres Patrióticas, Teherán, 1922-1932. La mujer en el extremo izquierdo es Fakhrafagh Parsa, la madre de Farrokhroo Parsa.
Dirigentes de la izquierdista Asociación de Mujeres Patrióticas, Teherán, 1922-1932. La mujer en el extremo izquierdo es Fakhrafagh Parsa, la madre de Farrokhroo Parsa.
  • 1964: Jomeini es detenido, pero el Sha, que emplea la mano dura solo contra la izquierda, le propone a salir del país y así salvarse de la cárcel. El clérigo se traslada a Turquía, para luego instalarse en Iraq.
  • 1965, 10 de abril: el Sha sobrevive a un atentado perpetrado por un soldado simpatizante del PT, de guardia en el palacio de Maramar.
  • 1966: Al estilo de los antiguos emperadores persas, el rey nombra regente a la reina Farah Diba de 28 años.
  • 1967: Irán reconoció a la República Popular de China, mientras Mao buscaba en el Sha un aliado antisoviético, sobre todo cuando la URSS se acercó a la India, fundadora del Movimiento No Alineados (1961).
  • 1970: El "patriota" monarca cede a los británicos la isla iraní de Bahréin, que era la decimocuarta provincia de Irán. Hoy es la sede de la VI flota de EEUU. Después de la crisis petrolera de 1973, que cuadriplicó su precio, el Sha utilizó esta fortuna no para acabar con al profundo subdesarrollo del país, sino para levantar palacios, engordar sus cuentas en extranjero, comprar armas oxidadas de EEUU, rescatar compañías arruinadas extranjeras como la alemana Krupp, o quizás "salvar a España de los marxistas" regalando 10 millones de dólares de las arcas públicas iraníes al rey Juan Carlos.
  • 1974: El Sha es diagnosticado de leucemia linfocítica por su médico personal, el francés Georges Flandrin, aunque la Corte decide mantener en secreto su enfermedad. ¿Tantos años en el poder y disponer de incalculables fortunas de Irán y el propio rey tenía un médico extranjero? Hasta la salida del rey en 79, Flandrin visitará 35 veces al paciente en Irán y disfrazará el medicamento de quimioterapia Chlorambucil con el bote de Quinercil para malaria.
  • 1977: El gobierno reemplaza el calendario islámico-árabe del país por otro "iraní" basado en la coronación del Ciro el Grande, sucedida 1180 antes de la migración de Mahoma a Medina. Salimos del 1356 para entrar en 2536.
  • 1978, empieza la revolución. La chispa es la destrucción de las chabolas de miles de personas en el sur de Teherán, de campesinos que perdieron sus tierras con la "reforma agraria" del 63, y en la ciudad no encontraron "industria" que les emplease. Los estudiantes universitarios organizarán por todo el país protestas, ya incontrolables. Meses después, el rey sacrifica a su primer ministro durante 12 años, Abbas Hoveida, y le manda a la cárcel, culpándole de la desastrosa gestión del país. Hoveida será ejecutado por la RI.
Visita de Farh Diba y el príncipe Reza al santuario de Emam Reza, Mashhad, 28 de mayo de 1978
Visita de Farh Diba y el príncipe Reza al santuario de Emam Reza, Mashhad, 28 de mayo de 1978
  • 1978, 6 de octubre: un Jomeini desconocido para los que empezamos la revolución, abandona Iraq y entra en Francia sin visado, donde le esperan todos los medios de comunicación del mundo para convertir a un hombre profundamente oscurantista, misógino y de extemaderecha islámica al líder de la espontánea revolución iraní. Para los G4 lo único importante en estos momentos (que la izquierda ha tomado el poder en Nicaragua, Granada, y Afganistán) es no perder a Irán. Las fuerzas progresistas cometen errores en su análisis de la situación.
  • 1979, 16 de enero: el último emperador abandona el país, bajo fuerte presión del pueblo y también de un EEUU que ha alcanzado un acuerdo con Jomeini. A partir de ahora, descubrirá hasta qué punto sus "amigos" y patrocinadores podrán ser canallas. Catorce días después, Jomeini y su séquito se dirigen al aeropuerto de Paris-Charles de Gaulle, protegidos por el gobierno de Giscard d'Estaing y unos cinco mil agentes armados, y suben  al avión de Air France 747, de forma exclusiva y aterrizan en Teherán para instalar su soñado Estado Islámico. EEUU ordena al ejército y al SAVAK ponerse al servicio del "nuevo" régimen: todo cambiaba para que nada cambiase. Así, Occidente termina el trabajo empezado en 1953, para asestar un mortal golpe a las fuerzas progresistas de Irán y de la región. Los presos que no habían sido ejecutados por el Sha, lo serán por Jomeini, entre ellos cuatro militares comunistas condenados a cadena perpetua en 1953, que fueron fusilados en 1984, después de pasar cada uno 26 años en la cárcel: ellos tampoco sabían cómo era un árbol. Mientras, Margaret Thatcher rechaza la petición de asilo del Sha muy enfermo y su familia, ellos van a Marruecos, invitados por el rey de Marruecos Hassan II , quien bajo la presión de los islamistas decide pedirles que se fueran. Se dirigen a México donde los médicos, que no ven mención de la palabra "cáncer", en los informes, le diagnostican la hepatitis y malaria. Ante el empeoramiento de su estado, el vejo amigos del monarca, David Rockefeller le envía un especialista en la medicina tropical, pero el Sha que desconfía de las intenciones de EEUU se niega a ser examinado por él. Siempre creyó que fue Washington quien organizó la revolución para desbancarle del poder. En octubre, mientras en Irán se pedía la extradición del Sha, Henry Kissinger convence a Jimmy Carter admitirle al rey depuesto en EEUU para recibir tratamiento. Entra en EEUU con el nombre de David Newsome y es atendido en el Centro Médico Memorial Sloan Kettering, el mismo que años atrás había donado un millón de dólares del bolsillo de los iraníes por atender a su madre. Farah Diba recuerda este centro con horror; donde decenas de médicos desfilaban por la habitación del rey, solo para dejar una factura de miles de dólares. Con la ocupación de la embajada de EEUU en Teherán, el 4 de noviembre de 1979, la detención de los empleados y la  exigencia de Irán en extraditar al Sha, Carter le pido que se marcha, en un intento de liberar a los rehenes antes de las elecciones presidenciales de 1980, mientras será su rival Ronald Regan quien alcance un acuerdo secreto con Jomeini al respecto. Envían al Sha a Panamá, a la casa del embajador de EEUU, mientras en una reunión entre Hamilton Jordan, Jefe de Gabinete de Carter, y Sadegh Ghotbzadeh, enviado de Jomeini (que 2 años después será ejecutado) se habló de si la CIA mataría al Sha en Panamá. Tras dejar otros miles de dólares en este país, la pareja real y sus cuatro hijos regresan a México, y de allí a Egipto, el 23 de marzo de 1980. Así Anwar el-Sadat le devuelve la deuda de su país al Sha: a pesar de ser aliados de EEUU, el rey de Irán se había puesto del lado de Egipto de Nasser en la guerra árabe-israelí del octubre de 1973: le envió ayuda médica y autorizó a los aviones soviéticos sobrevolar el cielo iraní para llevar equipamiento militar a las tropas egipcias.
  • 1980, el 27 de julio de, a los 61 años el Sha muere y Sadat le organiza un funeral de estado. Es enterrado en la mezquita Al-Rifai de El Cairo. Un años después, el propio Sadat será asesinado a mano de un fanático religioso.

El hijo del Sha, Reza Pahlavi en vano espera que EEUU le lleve al poder: Trump no quiere una foto con él, de momento, prefiere a la RI.

Irán gesta una nueva revolución, y es un debate desviado buscar respuestas de si una monarquía autoritaria es mejor que un régimen de extremaderecha religioso: ni corona ni turbante, no hay que mirar atrás, sino construir una república democrática laica.