Carta con respuesta

Autoridad y garrote

Alejandro Llano comenta que "Anthony Flew, considerado por muchos como el más conocido filósofo ateo del mundo, ha cambiado su modo de pensar y ahora publica que Dios existe". Según este destacado pensador contemporáneo, Dios ha creado el mundo, y la complejidad de los seres vivos no podría explicarse sin la acción de un Espíritu. El hecho de que Blair, el mejor político europeo del cambio de siglo, haya dado un paso tan significativo es un dato más que desmiente el anuncio del ocaso del cristianismo. También tenemos en nuestro país la reciente conversión de la socialista Mercedes Aroz. Presenta su decisión como el resultado de una transformación personal iniciada hace varios años, que hoy le permite anunciar su conversión al cristianismo y que ha culminado en su ‘plena integración como miembro de la Iglesia católica’.

ELENA BAEZA, Málaga

Le agradezco mucho su carta porque soy bastante aficionado a las falacias. Aunque enseño Literatura, en mis clases suelo comentar al principio una lista de argumentos falaces: la afirmación de la consecuencia (si Juan le da dinero, María se compra el coche; María se ha comprado el coche, ergo Juan le ha dado dinero), el argumentum ad hominem (lo ha dicho Rajoy, que es muy malo, ergo no puede ser verdad); argumentum ex silentio (se calla, ergo yo tengo razón), y así hasta 20 aparentes razonamientos que no son más que falacias. Mis estudiantes y yo nos reímos sobre todo del argumento de autoridad: lo dice el sabio Perenganito, ergo es verdad. Me gustaría comentar su carta en clase: Blair se convierte, ergo el catolicismo mola mazo.

El argumento de autoridad puede no ser falaz, pero lo es inevitablemente (y se convierte en argumentum ad verecumdiam) si se dan varios supuestos. Que la autoridad aducida no sea tal en esa materia (caso de Tony Blair y la socialista); o que la argumentación no recoja a otras autoridades que sostengan lo contrario (caso del filósofo), etc. En su carta hay un gracioso elemento añadido, que es la exaltación de autoridades. Ese tal Flew (primera vez que oigo el nombre), podrá ser un genio, pero si es "el más conocido filósofo ateo del mundo", yo soy madre abadesa. Blair se convierte también en "el mejor político del cambio de siglo", etc. Por supuesto que, aunque lo fuera, sería irrelevante: el mejor político puede ser un memo en materia religiosa.

En clase solemos comentar también la alarmante cercanía entre el argumento de autoridad y el argumentum ad baculinum, es decir, el recurso al garrote (el báculo de mi vejez, ya sabe): se empieza por decir "esto es así porque lo dice Perenganito" y se acaba diciendo "y si no, atente a las consecuencias". Eso es lo que me da miedo, señora.

RAFAEL REIG