¿Quién responde?

Cada vez es más habitual encontrar en los institutos a menores embarazadas o que han abortado. A pesar de que se les da información, sus primeras relaciones las mantienen sin precauciones. Una chica que mantiene relaciones sin protección, ¿es lo suficiente madura para poder decidir sobre su futuro? ¿Deberían los padres tener en cuenta su opinión para decidir si debe abortar o no? Una persona que no ha sido responsable al mantener relaciones no es lo suficiente madura para que se le tenga en cuenta su opinión. Hay que educar a los alumnos para que mantengan relaciones sexuales responsables y maduras. Que no traten el sexo como un juego.

Jessica de la Rocha Sanjuan Badalona

Usted se pregunta si a una chica que folla sin condón se le debe negar el derecho a decidir sobre su propio futuro. Yo me pregunto, entonces, si a un adulto que conduce sin ponerse el cinturón de seguridad se le debe permitir que vote en las elecciones. Y a esa señora que cruza la calle casi sin mirar y con el semáforo en rojo, ¿la autorizamos a circular por las aceras? Y esa pareja que ha contraído deudas y se ha metido en una hipoteca que no va a poder pagar, ¿se puede consentir que tenga hijos? ¿Quién tiene derecho a decidir por otros y en nombre de qué? ¿Son los padres de la menor embarazada los que deben elegir abortar o no, como usted parece
proponer? ¿Por qué no ella?

A usted le gustaría que los alumnos mantuvieran “relaciones sexuales responsables y maduras”. Maduras no estoy muy seguro de mantenerlas yo mismo o, al menos, no mucho más que cuando hacía el bachillerato. ¿Qué es para usted ser responsable? Para mí, el responsable es el que responde de lo que ha hecho, el que sabe que sus actos tienen consecuencias y responde, el que se hace cargo. Por eso, en mi opinión, su propuesta es contradictoria: para hacer más responsable a esa chica le arrebatamos su responsabilidad, la capacidad de decidir y actuar con respecto a las consecuencias de sus actos. Si follas sin condón, pierdes toda responsabilidad sobre lo que pase: ahora tus padres son los que deciden por ti.

Todos corremos riesgos innecesarios más a menudo de lo que deberíamos: al cruzar una calle, al conducir, al pedir el décimo whisky. Poco tiene que ver la madurez con la edad, hay ancianos imprudentes, viejecitas temerarias y padres de familia que se juegan la vida en un adelantamiento. Cuando algo sale mal (embarazo, choque, atropello), ¿qué hacemos? ¿Les eximimos de toda responsabilidad? ¿Les impedimos decidir? En una situación así, aconsejaría, por supuesto; pero no me veo obligando a mi hija a abortar o a tener un niño no deseado. Creo que sería ella la que tiene la responsabilidad final de decidir
y hacerse responsable.