Carta con respuesta

Obama el bueno

Rajoy se pregunta por qué no ha venido Obama a España en su gira europea. Sería bueno que se lo preguntara a él si consigue que le den línea directa. Tal vez sea porque el candidato norteamericano a la presidencia de Estados Unidos tiene poca experiencia en política exterior y no considera a España un aliado europeo sino africano. Ha estado en Alemania, Francia y Gran Bretaña y ha alabado a los nuevos líderes europeos. Lo dicho, debe de creer que Zapatero es líder de un país africano, lo mismo que creen muchos norteamericanos. Rajoy ha criticado, sin embargo, la visita de Chávez. Por uno que nos visita, pone pegas. Chávez nos puede proporcionar a los españoles petróleo para siempre, así que no es una visita de menor categoría. Pasa lo mismo en la vida cotidiana: unas visitas son de compromiso y otras son esperadas y no llegan. Al menos, Obiang se ha ido a Portugal y no ha aterrizado en España ni ha visitado la Expo de Zaragoza.

ANTONIO NADAL PERÍA ZARAGOZA

Eso se pregunta Rajoy? Me sorprende: que se pregunte por qué no ha venido a España McCain, ¿no sería más lógico que Rajoy echara de menos a McCain? Según creo Obama quería darse una vuelta por Europa y ha elegido Alemania, Francia y Gran Bretaña. Puede que Rajoy piense que España es uno de los países más importantes de Europa y del mundo (y del Sistema Solar), pero, en mi opinión, la mayoría de los norteamericanos no estaría de acuerdo: ni siquiera sospechan la existencia de España y, si acaso, la sitúan cerca de México. Obama está en campaña y estas visitas las hace para sacar pecho ante sus electores. Si dice en Estados Unidos que, como gran estadista internacional, ha elegido visitar España, provocaría carcajadas y confirmaría las sospechas de muchos americanos: no tiene ni la más remota de política internacional.

Si un americano dice que va a Europa y resulta que va a Portugal y España, sus compatriotas se ríen a mandíbula batiente. Para hacernos una idea: si Rajoy dijera que va a hacer una gira por Estados Unidos y luego resulta que sólo visita Oklahoma, Maine y Carolina del Sur, ¿qué pensaríamos? Exacto: que está más perdido que un pulpo en un garaje.

Por su parte, imagino que Obama se estará mordiendo los puños porque los europeos no tienen derecho a voto en Estados Unidos. Aquí basta con ser negro y guapo y decir cuatro lugares comunes sobre ilusión, cambio, entusiasmo, etc. Es como en las pelis: tiene que haber un bueno y un malo, y una vez adjudicados los papeles, no hace falta entrar en detalles. Aquí ya hemos decidido, sin necesidad ni siquiera de escuchar lo que dicen. Obama es bueno. ¿Por qué? Hombre, porque es el bueno. Una pena, Obama, porque los únicos que votan son los norteamericanos.