Un culpable, por favor

El portavoz de Justicia del PSOE en el Congreso, Julio Villarrubia, cree que si el juez de Sevilla Rafael Tirado tiene alguna responsabilidad por “hechos tan graves” como los relacionados con el caso de la niña Mari Luz Cortés, esta “no se puede resolver” con una multa de 1.500 euros. El señor Villarubia expresa el sentir general, ya que estamos ante el caso de una niña muerta y nos preguntamos: si el señor juez es inocente, ¿por qué se le sanciona con dicha cantidad? Y si es culpable, no nos parece que la sentencia del Consejo General del Poder Judicial cree indefensión.

 

PEDRO NARVÁEZ Y JUAN MANUEL CANLE CÁDIZ

Perdonen, pero exactamente ¿de qué consideran culpable a ese señor? Hay, como dicen, una niña muerta, pero ¿le consideran culpable de asesinato? Imagino que no. Si un tipo entra en un portal y mata a tiros a un jubilado, ¿quién es el culpable del asesinato? ¿El tipo que disparó? ¿O el tipo que, al bajar la basura, se dejó la puerta abierta sin darse cuenta y por eso el asesino pudo entrar? ¿Hay que linchar al vecino que se dejó el portal abierto?

¿El sentir general? Y un rábano. Yo no siento eso en absoluto y tengo la misma capacidad que ustedes y Rajoy para dictaminar qué sienten los españoles de bien. El tipo que no cerró una puerta, el juez que no ejecutó una sentencia o el que le vendió unos zapatos al asesino, ¿tienen que ser linchados sólo para que ustedes se queden tranquilos y consideren que todo está resuelto? No soy un experto, pero ¿no se les ocurre pensar que la sanción puede ser apropiada a la culpa? Al fin y al cabo, hay 200.000 sentencias penales pendientes de ejecución y, que yo sepa, eso es lo único de lo que es responsable ese juez. Ya sé: si el juez hubiera ejecutado la sentencia a tiempo, no se habría producido. Eso es una falacia lógica, como en el viejo problema de Ética (cuando estudiábamos esas cosas): si yo hubiera llevado a mi amigo en coche a casa, no habría pasado por el puente y no le habrían matado. El culpable de la muerte no soy yo: es el asesino. Si le hubiera llevado en coche, no le habrían matado, pero eso no me convierte en culpable. Yo sólo soy culpable de no haberle llevado a casa en coche. ¿Ustedes no estudiaron Ética en el bachillerato? Aún están a tiempo.

¿Por qué necesitan un culpable, sea el que sea? ¿Por qué resulta indispensable un chivo expiatorio? ¿Qué satisfacción, qué cierre y conclusión les proporciona el linchamiento, el castigo de alguien que borre la culpa y les proteja?