Que viene el asteroide

La Tierra corre peligro por culpa de los asteroides y sus habitantes vivimos tan tranquilos. Nos informan de que el otro día pasó uno de gran tamaño muy cerca de nuestro planeta. Muy cerca son unos 70.000 km más o menos. Ya saben que el 13 de febrero de 2029 pasará otro asteroide peligroso cerca de la Tierra. Es evidente que la distancia no es la misma en el universo que en la Tierra, donde 70.000 kilómetros es una enorme lejanía. La Tierra se encuentra sometida a pequeños asteroides y a la basura espacial, pero se disuelve gracias a la acción de la atmósfera. Y es que la naturaleza está muy bien diseñada. Los norteamericanos tratan de colocar escudos antimisiles y todo el mundo goza de un escudo anticuerpos espaciales que nadie ha construido. Es más, los científicos no han encontrado todavía la forma de desviar un asteroide que caiga directamente a la Tierra.

ANTONIO NADAL PERÍA ZARAGOZA

No dice que los científicos no saben desviar un asteroide? Pues entonces, ¿qué narices quiere que hagamos? ¿Cuáles son las opciones? ¿Salir de rodillas en procesión? ¿Saquear grandes almacenes: total, como va a venir el asteroide? ¿Seducir a la vecina del quinto derecha: anda, tontina, no seas así, qué más te da, si está al caer el asteroide? ¿Decirle al jefe lo que de verdad pensamos de él? Sí, muy bonito, hombre: y si luego el asteroide no viene, ¿qué hacemos con la mercancía robada, con el jefe y, sobre todo, con la vecina? Ya me veo arruinado, sin trabajo y encima liado con una tía que estará de infarto, vale, pero cree en la dieta del pomelo y en las cartas astrales. ¡Y todo por si venía el puñetero asteroide! No, gracias: yo me quedo, en efecto, tan tranquilo.

Por otra parte, y corríjame si me equivoco, 70.000 km
no es que “en la Tierra” sea “una enorme lejanía”: es que es una distancia que en la Tierra ni siquiera existe, teniendo en cuenta que la mayor circunferencia del planeta, por el Ecuador, apenas pasa de 40.000 km.

Lo que no creo yo es que la naturaleza esté “diseñada”, ni bien ni mal, ni con “diseño inteligente” ni con “diseño cenutrio”; ni siquiera con ese abominable “diseny” que ha impactado en toda Barcelona como un asteroide. Para mí que ha sido pura carambola.