Cine comprometido

¿Son tan tontos y puritanos, o intentan echarnos humo en los ojos para que no veamos los escándalos de verdad? Cuando el mundo está en crisis, algunos ingleses intentan crear un escándalo internacional y pedir la dimisión de una ministra porque su marido, cuando ella estaba de viaje, compró unas películas porno por 70 míseros euros y las pagó por error con una tarjeta oficial, dinero que ya ha devuelto. Gran Bretaña es el país puritano que confisca las imágenes porno en la aduana y las pasa a los psiquiatras, para que curen a los enfermos mentales que crea su represión sexual oficial.

JUAN SALAZAR TELLO MADRID

No sé si fue con una tarjeta (¿por qué narices iba a tener uso el marido de una tarjeta oficial de la ministra?) o metió las películas en una factura, lo que no sería raro porque parece que a Jacqui Smith ya la estaban investigando por solicitar dietas, a pesar de que en realidad se quedaba en casa de una hermana. Encima, al marido pajillero lo tiene contratado su propia esposa, en concepto de ayudante parlamentario, con un sueldo de 43.000 euros anuales. A mí me da la impresión de que los Smith están acostumbrados a que el contribuyente les pague hasta una piruleta que se le antoje a los críos. Ese es el verdadero problema.

¡Barástolis, pero qué suelto le veo con la pasta! ¿72 euros en dos pelis porno le parecen una fruslería, unos “míseros euros”? Debo de ser muy pobre o muy tacaño, porque a mí me parece una barbaridad, ¡36 euros por una peli guarra! Me pregunto qué películas serían. Yo también soy algo pajillero y aficionado al porno (aunque me lo pago de mi bolsillo) y, la verdad, una película de 36 euros tiene que ser algo un poco especial: por ese dinero ¿qué ofrecerán? ¿Bestialismo, menores, brutalidades con látigos y sangre de verdad, auténticos obispos con monaguillos rodados en cámara oculta?

Cicerón decía que, entre el bien y el mal, hay una raya: lo importante es a qué lado estás de la raya, no a qué distancia. A mí me da igual que sea mucho o poco, que se lo gaste en trajes, como Camps; o en señoras sin ropa, como este individuo. ¿Que ha devuelto el dinero? Más faltaba. En mi opinión, con eso sólo no cumple.