Y la próxima semana…

El Gobierno se ha mostrado satisfecho al dar el dato del último incremento de desempleados: ahora, la cifra de nuevos parados es inferior a las anteriores. ¡Todo un éxito, vaya! Esa complacencia me ha recordado un ‘gag’ que representaban con su habitual humor surrealista Tip y Coll: un señor entra en un bar y pide en la barra un doble de güisqui. Se lo toma. Pide otro, ahora simple. Después pide medio… finalmente exclama: “No lo entiendo, cuanto menos bebo, más borracho me siento”. Pues eso.

JORDI S. BERENGUER BARCELONA

Genial, don Jordi, gracias. Cómo echo de menos a Tip: era uno de los tipos más inteligentes y graciosos de todo Madrid (que es como decir del universo mundo). En fin, lo cierto es que el paro ha aumentado, aunque no tanto (porque ha sido Semana Santa, como es obvio). También continúa la destrucción de empleo, como reflejan las afiliaciones a la Seguridad Social. Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social, dice que cree que en mayo el número de afiliaciones entrará en terreno positivo. A estas alturas, todos damos mucho crédito a su predicción, ¿verdad que sí?

No volverá a pasar, ha sido una excepción, a partir de ahora todo va a ser distinto, ya lo verás, cariño. Las promesas de los políticos están calcadas del propósito de enmienda del que le atiza a su señora, ¿no le parece? No hay crisis, hay pero poco, España tiene una economía sólida y no nos va a afectar, no intervendremos ninguna entidad, sí hay crisis, pero menos que por ahí fuera, durará poco, hoy no hay empleo, mañana sí. Señora, no sea ingenua, ¡cómo va a creerle otra vez!

La impunidad con la que nos meten trolas paquidérmicas en parte es culpa nuestra. Como la señora aporreada, deberíamos decirles: tío, no aguanto más promesas idiotas, si todo cambia, ya lo notaré yo. Si le parece, don Jordi, quedamos el mes que viene a ver si el tal Granado se tiraba el folio o decía la verdad. Ojalá me la tenga que envainar y le pagaré con gusto los whiskies menguantes, se lo aseguro: por mucho que me entusiasme llevar razón, prefiero que haya empleo. ¡Y la próxima semana hablaremos del Gobierno!