Belle de jour

Por razones de vecindad me ha caído un poco menos mal la reelección de Barroso para presidir la comisión europea. En cambio creo que es un error pensar, que es menos malo tener en el poder a un mal político autóctono que a uno bueno aunque sea foráneo. Seguramente hubiera sido más justo que este superviviente de las Azores, hubiera terminado en el baúl de los malos recuerdos, junto a sus amigos Blair, Bush y Aznar.

MIGUEL LÓPEZ ZOYO. GRANADA

Lo más sicalíptico es que el tal Barroso haya sido elegido gracias a los votos de los socialistas españoles y en contra del resto de la izquierda. Esos mismos eurodiputados del PSOE que siempre votan a favor de jornadas laborales con una sola tarde libre a la semana (los jueves, como las criadas de antes) o a favor de que a los inmigrantes se les meta en oscuras mazmorras y se tire la llave al mar. Esos tipos del PSOE, esos sedicentes socialistas, ¿pueden hacer el zascandil en el extranjero sin dar la más mínima explicación? ¿Por qué han votado a Barroso o más bien: a cambio de qué?

Hay tipos que, en cuanto se alejan de su pueblo, salen del armario y se sueltan el pelo. Los del PSOE parece que, en cuanto cruzan los Pirineos, se reencuentran consigo mismos: votan a la derecha. Es lo que en realidad les va. Sin complejos. Como algunas chicas bien a las que les gustan los chulos más arrastrados: salen de casa con la minifalda de cuero en el bolso y se cambian en el portal, antes de entrar en la disco europea a desmelenarse y ligar con travoltas de barrio como Barroso: les va la marcha. Por el interés siguen con el novio formal, el PSOE, que las respeta y prepara oposiciones, pero tienen sueños húmedos en los que el macarra de Bush las llama nena y les arrima cebolleta. O si no puede ser el jefe de la pandilla Azores, por lo menos Barroso, Blair en plan hooligan o Aznar con sombrero tejano.

Lo divertido va a ser verles volver. Con la minifalda otra vez en el bolso y tras quitarse el pintalabios rojo con la servilleta del bar, se pondrán a hablar con rimbombancia de derechos, progreso, justicia, progreso, solidaridad, progreso, etc. ¿A quién pretenden engañar?