Como el cangrejo

Ocurre, a veces, en la vida pública, que se hacen afirmaciones rotundas, repetidas sin cesar, que calan en la opinión pública siendo aceptadas por ella como reales. Una de ellas es la famosa “pinza” que presuntamente existió entre IU y el PP en tiempos de los gobiernos del PSOE. Si los datos no me fallan en la época de más virulencia de la famosa “pinza” las votaciones en el Congreso fueron: votación conjunta PSOE con PP, 7 veces. Votación conjunta PSOE con IU, 8 veces. Votación conjunta IU con el PP, 1 vez, en relación al Real Decreto Ley sobre el uso de normas para la transmisión de señales de televisión. Esta única votación conjunta de IU con el PP afectó a los intereses del grupo Prisa que desde el diario El País batalló sin descanso contra IU con la campaña de la “pinza”. ¿Se ha hablado en alguna ocasión de la pinza real en las votaciones del Congreso entre el PP y el PSOE, en aquellos momentos?

  

EMILIO GONZÁLEZ LÓPEZ. MADRID 

Dile a Julita que no le sienta bien una falda y monta en cólera: ¡así que estás con esa bruja de Mariví, los dos contra mí! Que no, mujer, que sólo hablo de la falda. ¡Lo mismo que decía Mariví: seguro que te acuestas con ella! No digas bobadas. ¿Así que vas a negarlo ahora que os he pillado a los dos haciéndome la pinza con la falda? Y así hasta el agotamiento. 

Al PSOE le viene de perlas: es su pinza para tender la ropa sucia y decir: a nuestra izquierda no hay nada, campos de soledad, mustios collados, el despedazado anfiteatro de los tontos útiles que le hacen el juego a la derecha. Conscientes de que no son capaces de ofrecer nada que entusiasme, se presentan como mal menor, a los gritos de ¡que viene el lobo! Para el PP, miel sobre hojuelas: todo ayuda al convento. Si hasta los rojos les critican, por algo será. No entusiasman a nadie ni lo pretenden: se ofrecen como prosaico y adulto sentido común frente a la inservible poesía juvenil del PSOE. 

La verdadera pinza de cangrejo, la tenaza cancerosa, nos la están haciendo a los de izquierdas entre el PP y el PSOE, esos gases nobles que ocupan todo el espacio disponible para expulsarnos a las tinieblas exteriores.