Traductor traidor

Los medios españoles, casi sin excepción, condenan falsamente a Polanski de violador. Una cosa es violación, un acto violento y no consentido, y otra estupro (ver diccionario de la RAE), que es exactamente lo que ocurrió. Para informar, hay que informarse primero. El coito de Polanski con la entonces menor fue consentido, tal como atestiguó la misma víctima, y también la actriz Anjélica Huston, prácticamente testigo del suceso, quien además dijo que la niña era hosca, y parecía y se comportaba como mucho mayor. El estupro también es delito, y Polanski se declaró culpable. Debe cumplir con la ley, y su talento no es excusa para no hacerlo. Pero no es justo, y es pésima labor informativa, llamarlo violador cuando no lo ha sido. Las cosas como son. 

HUGO SCORNIK GERSTEIN. LAS PALMAS DE GRAN CANARIA 

En España no hay delito de estupro. Hay que informarse. Hace  tiempo que no existe (ver Código Penal, más bien), así que es como decir que es culpable de quebrantamiento de promesa de matrimonio. Polanski se declaró culpable (para que se retiraran otros más graves, como violación anal, administrar drogas a una menor, etc.) de relaciones sexuales ilícitas, el antiguo “statutory rape” (que es el término que suele usar la prensa norteamericana), es decir: violación legal. Esto significa que da lo mismo que haya o no consentimiento: si tú te acuestas con un menor, la ley lo considera violación, por el simple hecho de que es menor, aunque Anjelica Huston o el sursuncorda digan que lo estaba deseando (¡y que era hosca, la tía!). Teniendo en cuenta que aquí no es delito el estupro y que la edad para el consentimiento, en España, son los trece años, pues ya me dirá qué hacemos para traducir un delito grave. ¿Ponemos estupro, que ni siquiera es delito? A mí eso me sí que me parece una pésima labor informativa, y una traducción torpe. Nadie le “condena falsamente”, pero que la Huston diga que “parecía” mayor y encima antipática tampoco le quita importancia. 

Mi opinión es que violación refleja mejor la gravedad del delito cometido por Polanski, de acuerdo con la ley que le juzga. Eso sin entrar ahora en consideraciones de índole moral.