Pato confinado

Receta de 'suquet' de caballa

Suquet de caballa.

El suquet de caballa es un excelente plato marinero y económico, receta tradicional que saca los mejores sabores de un pescado que quizás está considerado algo basto, pero que en escabeche, al horno, o guisado como en este caso, es delicioso. El suquet consiste en un manjar sencillo de marineros, de esos preparados que se hacían en el mar o al llegar de faenar (según la receta, se utilizan distintos peces, como el rape). La caballa es un pescado azul que, además de barato, tiene múltiples propiedades nutricionales, rica en vitaminas, minerales, ácidos grasos beneficiosos como el omega-3 y en yodo. Su consumo puede ayudar al corazón y a reducir el colesterol.

Receta de suquet de caballa

Caballa.
Caballas. William Danielsson en Pixabay.

Ingredientes 2 personas:

  • 1 o 2 caballas, dependiendo el tamaño. 1 si está alrededor de 350 gr. la unidad.
  • 250 gr. de patatas nuevas.
  • 1 tomate maduro.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cebolla pequeña.
  • Maizena.
  • Pimentón rojo dulce.
  • Pimienta negra.
  • Varias cucharadas de perejil picado.
  • Caldo de pescado.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

Elaboración:

El pescado debe estar limpio, sin cabeza, tripas ni cola. Se suele cocinar en rodajas, pero también puede estar fileteado. Algunos cocineros prefieren limpiarlo en casa y hacer un caldo suave con las espinas y cabezas. En algunas recetas también se le añade media cucharada de alioli diluido en caldo justo al final. Tiene que salir un guiso caldoso y aromático, bien nutrido de perejil picado. La caballa apenas se cocina unos minutos en ese jugo. Si deseas darle más fuerza al guiso puedes hacer una picada y añadirla al final.

1. Prepara un sofrito:

En una sartén grande u olla pon a calentar un chorro de aceite de oliva y agrega un ajo y la cebolla picada. Cuando estén pochados, añade el tomate rallado y un puñado de perejil picado. Deja que se fría durante unos cincos minutos.

2. Cuece las patatas en el caldo:

Echa las patatas peladas y cortadas en gajos o en trozos de varios centímetros junto a una cucharada de pimentón. Añade el caldo de pescado hasta que queden bien cubiertas. Déjalas cociéndose a fuego medio alrededor de unos 20 minutos.

3. Añade la caballa al suquet:

Salpimentea los trozos de caballa y échalos al guiso. Si ves que le falta líquido, puedes añadir un poco más de caldo caliente. Deja que estén guisándose cinco minutos. Apaga el fuego y que terminen haciéndose con el calor residual. Corrige el punto de sal. Puedes remover desde las asas para que se repartan mejor los ingredientes y el sabor. Para espesarlo utiliza una cucharadita de maizena diluido en caldo de pescado o puedes también aplastar varias patatas (al remover vigila con no romper las patatas y pescado en el guiso). Termina añadiendo unas hojas de perejil picado por encima.

Seguimos con un arroz del senyoret.