Pato confinado

Receta de coliflor gratinada con jamón york

Coliflor gratinada con jamón york y bechamel.
Coliflor gratinada con jamón york y bechamel. Pato confinado.

La coliflor gratinada con jamón york debería estar en el top 10 de las recetas familiares. La verdura entra por la puerta grande, con la amabilidad propia de la bechamel y ese aroma del cerdo expandido por la salsa. Es además muy sencilla de hacer y tiene el sabor unami del queso. Eso significa que es sabrosa, perfecta para quienes no son foodies de los vegetales. Se pasa por el horno, se gratina y listos: verdura a la panza, nutrición sublime, pequeña orgía palatal. También acepta jamón serrano, o una combinación de este con el dulce. Una receta algo promiscua, bañada en ambrosía blanca. Ummm...

Receta de coliflor gratinada con jamón york

Coliflor con bechamel gratinada.
Coliflor con bechamel gratinada. Pato confinado.

Ingredientes 2 personas:

  • Una coliflor pequeña.
  • Tacos de jamón york (al gusto, los suficientes para que coja sabor).
  • Leche.
  • Harina.
  • 1/4 de cebolla.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Queso rallado para gratinar al gusto.
  • Pimienta negra.
  • Nuez moscada (opcional).
  • Sal.

Elaboración:

Tras hervir la verdura, en una fuente de horno, tienes que regarla con la bechamel. Después se gratina. Un poco de patata hervida no le sienta mal. Es interesante que la bechamel adquiera el sabor del jamón york y que lo reparta después por la coliflor. Una vez hecha la salsa, le agregas el cerdo. Tenlo al fuego durante unos minutos hasta que se produzca la alquimia. Puedes utilizar para el gratinado el queso que más te guste. Una pizca de pimienta negra resaltará su personalidad.

1. Corta y cuece la coliflor:

Corta la coliflor, deshaciéndote del tronco grueso y de las hojas verdes. Lávala y córtala en trozos. Cuécela en una olla con agua salada alrededor de 15 minutos, o hasta que esté al dente. Vigila que no se pase, pues luego irá al horno.

2. Haz la bechamel:

Mientras se cuece la coliflor, ve preparando la bechamel. En una sartén pon a pochar un cuarto de cebolla bien picada en un chorrito de aceite de oliva virgen. Cuando empiece a estar translúcida, añade la harina y remueve. Deja que se cocine durante un minuto y entonces empieza a agregar la leche, poco a poco. Echa una pizca de nuez moscada. Ve removiendo hasta que espese y quede sin grumos. Si necesitas más líquido, añade más leche y harina. No pares de remover (suave) hasta obtener una salsa espesa. Cuando la tengas hecha, agrega los trozos de jamón dulce. Dale un par de vueltas hasta que coja su sabor. Echa una pizca de sal.

3. Gratina la coliflor con el jamón york:

Pon los trozos de la coliflor en una fuente de horno. Echa por encima la bechamel con el jamón york. Comprueba el punto de sal. Añade el queso rallado y hornéalo. Tiene que estar precalentado a 200 grados. La verdura debe gratinarse alrededor de 10 minutos.

➥ Seguimos con una pizza hecha de base de coliflor.