Pato confinado

Receta de sopa de lentejas al estilo griego (Faki soupa)

Sopa de lentejas.
Sopa de lentejas. Matthias Lipinski en Pixabay.

La sopa de lentejas es un plato típico del Mediterráneo. Tanto en España como en Grecia hay recetas tradicionales, aunque también podemos encontrar variantes en Turquía o en Latinoamérica (en Chile estas legumbres forman parte del rito de Fin de Año, pues dicen que atraen prosperidad y riqueza). Su elaboración es similar a la de las lentejas estofadas, solo que llevan más agua y las plantas aromáticas y las especias cobran aquí un papel relevante; en el caso griego (faki soupa) le echan, por ejemplo, cilantro, apio y comino; los turcos usan la variedad de lenteja roja y son igualmente generosos con el comino. Puedes añadirle a esta saludable sopa, delicioso ungüento lleno de propiedades, las verduras a tu conveniencia, siempre teniendo en cuenta que debe salir gustosa. En esta ocasión, os presentamos una receta similar a la griega. Es un caldo vegetariano lleno de propiedades: los amantes de las lentejas no deberían descartar este nuevo destino a descubrir.

Receta de sopa de lentejas griega o soupa faki

Ingredientes 4 personas:

  • 1 taza de lentejas (unos 200 gramos).
  • 1 cebolla roja o blanca.
  • 1-2 tallos de apio limpios.
  • 2 zanahorias.
  • Una punta de guindilla de cayena (opcional) o pizca de picante.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1-2 hojas de laurel.
  • 1 cucharadita de comino.
  • Varias hojas de cilantro fresco picado o perejil.
  • Caldo de verduras.
  • 1 cucharada de tomate concentrado o 2-3 tomates maduros.
  • Un chorrito de vinagre de vino.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.

Elaboración:

Mejor que tengas las lentejas en agua desde el día anterior (así te aseguras que salgan blandas una vez cocidas en la sopa), aunque puedes solo lavarlas y añadirlas al caldo. Debes rehogar las verduras primero en la olla y después las cueces junto a las lentejas en agua (que el conjunto salga bastante líquido, como unas lentejas muy caldosas). Puedes añadirle las especias al gusto, adaptadas a tu paladar (acepta, por ejemplo, picante, pimienta y algo de curry). Las plantas de tipo aromático, como el laurel, el cilantro, el perejil, el apio o el comino, son las que dan personalidad a este plato. Usa caldo de verduras para que el resultado sea más gustoso.

1. Rehoga las verduras:

Pela la cebolla y córtala en juliana. Haz lo mismo con las zanahorias. Limpia uno o dos tallos de apio, rascando las hebras con un cuchillo. Córtalo en rodajas no muy gruesas. Añade los vegetales a la olla, junto a los ajos cortados en láminas. Sálalo y rehógalo con un chorrito de aceite de oliva virgen durante varios minutos o hasta que la cebolla empiece a estar blanda. Echa una cucharada de pasta de tomate o varios tomates semi-triturados, una cucharadita de comino, una o dos hojas de laurel y sal. Remueve y que se cocine durante unos minutos.

2. Cuece la sopa de lentejas:

Añade las lentejas que tenías en remojo (bien lavadas y escurridas). Echa caldo de verduras hasta cubrirlas. Tápalo y llévalo a ebullición. Tenlas cociéndose unos treinta o cuarenta minutos o hasta que estén tiernas. Añade por último cilantro o perejil picado. Comprueba el punto de sal. Apaga el fuego y echa un chorrito de vinagre. Remueve y deja que repose. Servir caliente.

➦ Seguimos con una receta de lentejas de verduras.