Pato confinado

Receta de ensalada de pechuga de pollo y calabacín

Ensalada de pollo y calabacín.
Ensalada de pollo y calabacín. Foto: Timolina - www.freepik.es

La gracia de una buena ensalada es convertirla en armamento nutricional: el producto crudo mezclado con el salteado, las vitaminas y los antioxidantes de los tomates y lechugas con las proteínas y las hortalizas. De este modo, obtienes un menú muy completo. Cada célula de tu cuerpo está feliz, como un grupo de gremlins viendo la película de Blancanieves y los siete enanitos en un cine en llamas. La ensalada de pollo con calabacines salteados cumple bien con este cometido. Es simple pero efectiva. La verdura y la carne le dan fuerza y sabor. Puedes acompañarla de lechuga o de espinacas crudas (excelente fuente de vitamina C). También acepta queso -tipo burrata o mozzarella-, pipas de girasol, trozos de manzana...

Receta de ensalada de pechuga de pollo y calabacín

Ingredientes 2 personas:

  • 1 pechuga de pollo.
  • 1 calabacín verde o blanco.
  • Varias hojas de lechuga o espinaca fresca.
  • 6 tomates cherry.
  • 1 limón.
  • Tomillo.
  • Vinagre de manzana.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

1. Saltea el calabacín y el pollo y monta la ensalada:

Lava y corta el calabacín en tiras muy finas (no le quites la piel). Corta la pechuga de pollo en dados. En una sartén saltea el pollo, con un poco de sal, limón y tomillo hasta que esté hecho. Resérvalo y espera a que se temple. Pasa después por el fuego el calabacín (déjalo al dente). En una fuente pon la espinaca cruda o la lechuga (lavada y escurrida) como base. Echa por encima el pollo, las tiras de calabacín, y los tomates cherry lavados y partidos por la mitad. Sálalo y riégalo con abundante aceite de oliva virgen y un chorrito de vinagre, o con una vinagreta.

➥ Seguimos con una ensalada de endivias, frutas y queso azul.