Pato confinado

Receta de moussaka griega: la gran lasaña del Este

Moussaka o musaka griega.
Moussaka o musaka griega. Foto de Timolina en www.freepik.es

La moussaka o musaka griega es mucho más sabrosa que su famosa hermana del país vecino, la lasaña italiana. La griega es ruda y campesina. Más de la tierra, diríamos, pues los ingredientes que forman sus pisos son las patatas, la berenjena y la carne picada (nada de pasta). El resultado es distinto, más abigarrado y, si nos apuran, hermoso. También se usa la salsa de tomate y la bechamel y el queso fundido. Aunque ellos suelen usar carne de cordero picada.

Se montan las capas con el tubérculo y la berenjena (que combinan de maravilla). Se tiene que elaborar una buena boloñesa con la carne picada y montar luego la catedral de sabores para bañarla en bechamel y pasarla por el horno... Si nunca la has probado no te defraudará. Los griegos, pero también los turcos, saben lo que hacen con este plato. Hay muchos tipos de moussaka (incluso vegetarianas), pero aquí vamos a deslizar una receta sencilla. Es recomendable asar tanto las patatas como las berenjenas antes en el horno, en vez de freírlas. De este modo lo rústico se convierte en gourmet, el aroma se multiplica, y la moussaka escala el Partenón.

Receta de moussaka griega:

Ingredientes 4 personas:

  • 2 patatas medianas.
  • 2 berenjenas pequeñas.
  • 300 gr. de carne picada de ternera.
  • Alrededor de 200 gr. de salsa de tomate frito ecológico o tomate triturado.
  • Queso para gratinar.
  • 1 cebolla.
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Pimienta negra.
  • Leche entera.
  • Mantequilla (40gr.).
  • Harina en la misma proporción que la mantequilla (40 gr.).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

1. Asa las patatas y berenjenas en el horno:

Pela las patatas y córtalas en panadera, rodajas gruesas. Disponlas en una fuente de horno. Añade un chorrito de aceite y sal. Pueden llevar también cebolla y alguna hierba aromática (tipo tomillo o perejil seco). Tenlas en el horno alrededor de 15 minutos a 200 grados. Lava las berenjenas y córtalas en rodajas gruesas. Sigue el mismo procedimiento. Las introduces en una fuente regadas con unas gotas de aceite y sal, y luego las metes en el horno, otros 10-15 minutos (a veces las ponen antes con sal sobre papel absorbente para que pierdan su líquido y no tengan sabor amargo). Después, reserva.

2. Prepara la carne picada:

Pica una cebolla y ponla a freír con un chorrito de aceite en una sartén (hay quien le añade zanahoria picada). Cuando empiece a dorarse, introduce la carne picada. Cuando esta se haga, echa la salsa de tomate, remueve, dale un punto de sal y pimienta, y deja cocinándolo hasta que se integren bien los sabores (unos 15-20 minutos). Puedes añadir especias a tu gusto y también un poco de vino blanco.

3. Prepara la bechamel:

En una sartén pon a tostar harina con mantequilla (puede funcionar igual con aceite de oliva). Deben ser las mismas cantidades de cada ingrediente. Espera a que se funda la mantequilla y deja que se tueste bien la harina en la grasa hasta conseguir un roux o una pasta de color beige muy espesa. Añade poco a poco la leche y ve removiendo con unas varillas hasta que se forme una salsa espesa y sin grumos. Échale un puntito de sal, nuez moscada y pimienta negra. Vigila que la bechamel no quede en exceso espesa. Puedes añadir más leche si fuera necesario.

4. Monta la moussaka:

En una fuente de horno, preferentemente rectangular, pon una primera capa de bechamel y queso. Luego otra de berenjenas (como si fueran las placas de pasta de una lasaña). Añade otra capa gruesa de la boloñesa de carne picada. Cierra el conjunto con las patatas que habías asado en el horno. Baña la moussaka con abundante bechamel. Puedes, si lo deseas, crear más pisos alternos en función del espacio del que dispongas y de las cantidades que hayas utilizado, o empezar con las patatas, luego las berenjenas y cerrar con la carne picada. Culmina el plato con abundante queso rallado. Llévalo al horno y tenlo haciéndose alrededor de 30 minutos a 190 grados.

➥ Seguimos con una receta de lasaña vegetal.