Pato confinado

Receta de piccata de pollo: pechugas en una salsa ácida de alcaparras

Piccata de pollo.
Piccata de pollo con salsa de alcaparras y limón

Zumo de limón, mantequilla, vino blanco y alcaparras. Con estos ingredientes sale un pollo a la piccata delicioso. Una receta italiana cuya base está en unas pechugas rebozadas en harina. Se fríen en aceite de oliva, se añaden las alcaparras, se desglasa con el vino para recuperar los jugos, y luego se liga la salsa.

En pocos minutos tienes un plato interesante, con un sabor ligeramente ácido, matizado por la mantequilla. Una receta para darle vida a las pechugas. Cocina rápida pero de calidad, lo que preparan los chefs cuando no quieren liarse demasiado con la cena.

Receta de piccata de pollo

Ingredientes 4 personas: 

  • 2 pechugas fileteadas.
  • 2 cucharadas de alcaparras.
  • 1 limón.
  • 1 nuez generosa de mantequilla.
  • Harina.
  • Pimienta negra.
  • Perejil picado.
  • Un vasito de vino blanco.
  • Un poco de agua o caldo de ave.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

1. Fríe las pechugas:

Sazona los filetes de pechuga con pimienta negra y sal (acepta cayena molida si te gusta picante). Reboza los filetes en harina (dales un golpecito para suelten el exceso), y fríelos a fuego medio en aceite caliente (un chorrito). Que se cocinen poco a poco y que queden bien dorados por ambos lados.

2. Prepara la salsa piccata:

Cuando las pechugas estén bien hechas, retíralas y reserva. En ese mismo aceite, añade las alcaparras. Machaca unas pocas para que expandan su sabor en el aceite. Tenlas al fuego durante unos minutos, y agrega el vaso de vino blanco. Espera a que se evapore el alcohol y remueve para que se desglasen los jugos de las pechugas. Cuando el vino se haya reducido, echa el jugo de limón. Añade un pelín de agua o caldo de ave, y la nuez de mantequilla. Remueve de manera circular desde el mango de la sartén hasta que se ligue la salsa. Una vez ligada, añade perejil picado y reincorpora las pechugas. Tenlas al fuego (dándoles la vuelta) hasta que se impregnen del sabor por ambos lados y se haya reducido un poco más la salsa. Que repose unos minutos y sírvelo caliente.

➥ Seguimos con una receta de ensalada de pechuga de pollo con calabacín.