Pato confinado

Receta de granizado de limón

Granizado de limón.
Granizado de limón.

Granizado de limón. Una de las bebidas veraniegas por antonomasia. Recuerdo infantil imperecedero. Ese hielo triturado de color amarillo. Ese encuentro entre el ácido y el dulce. Mezcla suprema cuando hace mucho calor.

La historia de los granizados se cree que se remonta a miles de años atrás. Ya en la antigua China, patria de casi todos los inventos, mezclaban el hielo con plantas aromáticas. Mucho más tarde se convirtieron en emblema de carritos ambulantes y de refrescarse con su dulzor frente a la costa.

Para hacer tu granizado casero solo requieres agua, limón y azúcar. Se raspan los limones (solo la parte amarilla, que la blanca es amarga) y se junta con el jugo del cítrico antes de congelarlo. Algunos cocineros hierven la mezcla para extraer una especie sirope que después, al añadir agua, servirá de base para el granizado.

Receta de granizado de limón

Ingredientes 4 personas:

  • 3-4 limones.
  • 200 gr. de azúcar.
  • 1200 ml. de agua (aproximado).

1. Prepara los limones:

Pon el azúcar en un bol. Lava bien los limones, y ralla la parte amarilla. Echa su jugo en el interior. Bátelo y ve agregando agua. Tiene que disolverse bien el azúcar. La cantidad de agua y azúcar afectará a su acidez. Ve probando y déjalo en su punto.

2. Congela el granizado:

Ponlo en el congelador, y una vez empiece a cristalizar, remuévelo, que se integren de nuevo los elementos y que el azúcar no se quede abajo del recipiente. Devuélvelo al congelador. Repite varias veces esta operación: cuando se vuelva a cristalizar, remueve. Al cabo de un tiempo verás que está en su estado óptimo. Tiene que estar congelándose alrededor de un par de horas. Sácalo después media hora antes, y tenlo a temperatura ambiente. Cuando empiece a deshacerse, pica el hielo. Añade un poco de más de agua o refresco de limón, si está muy sólido, y sírvelo.