Pato confinado

Receta de bomba de patata con carne picada

Bomba de patata.
Bomba de patata.

La bomba de patata es una de esas recetas queridas por los parroquianos de bares y tascas. Una bola de placer que debe ser, según manda el canon, un pelín picante. Por si alguien acaba de aterrizar en la Tierra, hablamos de una jugosa bola de patata rebozada y frita, que contiene en su interior carne picada, con un poco de salsa de tomate, y un punto de guindilla.

Si tienes el honor de haber probado las mejores bolas de patatas de tu provincia, deberías saber que también las puedes hacer en casa. No es una receta tan difícil como pudiera parecer al principio.

Su dificultad está en elaborar bien las bolas de puré (que parezcan planetas y no asteroides salidos del cinturón de Kuiper). Debes freírlas con abundante aceite o en una freidora.

Tienes que hacer el relleno (que está chupado) y luego, con paciencia, formar la esfera: coge una base de puré (una cucharada, aproximadamente), le agregas la farsa encima, te la pones en la mano y, con cuidado, la cierras con otra buena capa de puré y lo pasas inmediatamente en abundante pan rallado (dándole forma de bola).

Receta de bomba de patata

Ingredientes 4 personas:

  • 500 gr. de patatas para cocer.
  • 150 gr. de carne picada (de vaca o mezcla con cerdo).
  • 1 guindilla de cayena.
  • 2 cucharadas de salsa de tomate frito.
  • Pan rallado.
  • Huevos.
  • Aceite para freír.
  • Sal.

1. Cuece las patatas:

Pela y corta las patatas en dados. Cuécelas en una olla con abundante agua (añade un poco de sal). Tenlas unos 20 minutos en la olla o hasta que estén blandas (pínchalas para comprobarlo).

2. Prepara el relleno:

En una sartén, echa un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté caliente, fríe la carne picada. Remueve, desmenuzándola. Agrega un poquito de sal. Cuando la carne esté hecha, añade varias cucharadas de salsa de tomate, y una guindilla de cayena desmenuzada. Mantenlo al fuego por un par de minutos.

3. Haz el puré:

Pon las patatas, muy bien coladas, en un bol. Agrega una nuez generosa de mantequilla (las patatas aún deben estar calientes para que la mantequilla se deshaga). Cháfalas con un tenedor hasta formar un puré. Que quede un puré deshecho pero firme.

4. Forma las bolas:

Pon en un plato abundante pan rallado. Con una cuchara, coge un trozo del puré de patatas e impregna solo su base con el pan rallado. Pon en la superficie del puré un poco del relleno de carne picada. Cierra la bola con otra cucharada de puré. Rebózala entera con pan rallado y dale forma esférica. Bate un huevo, y pasa las bolas por él. Rebózalas de nuevo con más pan rallado.

5. Fríe las bolas:

En una sartén, con abundante aceite caliente, fríe las bolas hasta que el pan rallado esté dorado. Pasa la bomba por papel de cocina absorbente y sírvela un poco templada.