Pato confinado

Receta de samosa fácil: las empanadillas por excelencia de la India

samosa.
Samosas. Foto: Bre Woodsy/ Pixabay.

Son triangulares y tienen un sabor exótico. Son las samosas, rellenas de verduras y especias. Si conoces la cocina hindú, seguro que ya las habrás probado en algún restaurante, pues es uno de sus aperitivos principales.

Las empanadillas están envueltas por una masa de harina y se preparan fritas o al horno. El relleno puede consistir solo en vegetales o incluir también carne de pollo. Suele estar hecho de puré patatas, guisantes, lentejas, y otros vegetales, y está muy especiado.

La complicación se encuentra en que salga bien la masa (con harina y agua). Muchos cocineros prefieren masas ya preparadas (de filo) para facilitar el proceso. En esta receta optamos por lo fácil, para que puedas introducirte sin problemas en el universo de las samosas.

Tienes que cortar la masa de filo en tiras gruesas, poner una cucharada del relleno, e ir doblando a modo de triángulo, barnizada la capa con un poco de aceite o mantequilla diluida para que salga hidratada y crujiente. Después las fríes o pasas por el horno (más saludable).

Receta de samosa

Ingredientes 2-4 personas:

  • 1 cebolla.
  • 2 zanahorias.
  • 2 patatas cocidas en caldo de verduras.
  • Un puñado de guisantes cocidos.
  • 1 cucharadita de garam masala.
  • 1/2 cucharadita de curry.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • Caldo de verduras.
  • Pasta de jengibre y ajo.
  • Masa de filo en láminas.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

1. Prepara el relleno:

Pocha la cebolla y la zanahoria en una sartén (peladas y picadas). Añade las especias, la pasta de jengibre y ajo, y sofríelo. Desengrásalo con un poco de caldo de verduras. Espera a que se reduzca. Echa las patatas y los guisantes cocidos y un poco de sal. Machácalo hasta formar una masa firme que sirva como relleno. Sálalo y deja que se enfríe.

2. Haz la samosa con la masa filo:

Coge una lámina de masa filo y ponla sobre una superficie en el que puedas trabajar (vigila porque esta pasta se reseca muy rápido). Pártela en tiras (de unos 8 cm. de ancho, aproximadamente, que haya espacio para cerrar la samosa en forma triangular). Puedes poner dos capas superpuestas para reforzar el conjunto (una de ellas barnizada con aceite o mantequilla). En su extremo, dale forma de cucurucho, pon una cucharada del relleno, y dóblalo haciendo un triángulo (la idea es seguir doblándolo en esa dirección hasta conseguir una empanadilla triangular compuesta por la tira entera que has recortado). A mitad, pincela la masa con aceite de oliva o mantequilla diluida. Sigue doblando hasta cerrar la samosa. Pincela igualmente la cara exterior y llévalo al horno (precalentado a 200 grados y hasta que estén doradas).