Pato confinado

Receta fácil de garbanzos con calabaza

Garbanzos con calabaza.
Garbanzos con calabaza.

Unos garbanzos de bote (mejor si son ecológicos). Un cuarto de calabaza. Cebolla. Ajo. Un puñadito de arroz. El huevo cocido. Especias y caldo de verduras... ¡Y gualá! No necesitas más para tener un recetón saludable, rápido y muy nutritivo, con todos los aminoácidos esenciales.

La calabaza le aporta sustancia y un ligero punto dulce que se regula con pimienta negra y unas semillas de comino (aunque siempre puedes adaptar las receta a los aliños que más te gusten). El huevo le da cremosidad y un rico sabor. El caldo es el elemento que todo lo une con su generosidad. El resultado es un rico plato de puchero que habrás preparado en unos veinte minutos.

Al no contener apenas grasas, es un plato perfecto para el día a día. Las legumbres están consideras hoy como uno de los alimentos más necesarios en la dieta, por su aporte en proteínas y beneficios para el organismo.

Receta fácil de garbanzos con calabaza

Ingredientes 4 personas:

  • 1 bote de garbanzos ecológicos ya cocidos.
  • Un cuarto de calabaza.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • Varios rodajas de puerro (la parte blanca).
  • Semillas de comino (una pizca, al gusto).
  • Un puñadito de arroz, redondo o largo.
  • Pimienta negra.
  • 1-2 huevos cocidos.
  • Caldo de verduras.
  • Una cucharadita de maicena.
  • Una cucharadita de pimentón de la Vera.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

1. Pocha la cebolla:

En una sartén grande pon a pochar la cebolla, pelada y cortada en brunoise. Añade los ajos, enteros y con su piel, un pelín machacados, y las semillas de comino (una pizca, es solo para darle un punto). Agrega la calabaza, pelada y cortada en dados medianos, y varios trozos de puerro, cortados en rodajas gruesas. Echa sal y deja que se fría. Mientras tanto, cuece los huevos en agua (unos diez minutos). Cuando la cebolla esté pochada, añade el arroz, y rehógalo durante un minuto, junto a una pizca de pimentón. Echa el caldo, lo justo para que se cueza el cereal, que quede un pelín de líquido.

2. Prepara la salsa:

Cuando el arroz está al dente (unos diez minutos), añade un poco de maicena para que espese. Si ves que falta líquido, echa más caldo (la idea es que salgan unos garbanzos melositos). Agrega luego los garbanzos (lavados y sin su líquido) y remueve. Acto seguido, introduce los huevos duros picados o rallados, y vuelve a mezclar. Deja que se cueza todo junto en la salsa durante unos ocho minutos. Comprueba el punto de sal y espera a que repose.