Opinion · El repartidor de periódicos

Un burdo rumor sobre C´s

getimage(Aunque en rigor no es mejor
por ser mayor o menor)

Ya dije el otro día que la división de nuestro neoliberalismo patrio está chispeando hasta cortocircuitar las sinergias de los medios dioscuros. Los Dioscuros eran Cástor y Pólux, dos héroes griegos condenados a alternarse en el más allá entre el Olimpo y el Hades, sin coincidir nunca. En el universo mediático español, sección papel, los dioscuros siempre habían sido El País y El Mundo. Hasta que el aznarato, magia de licencias televisivas, los medio hermanó a ratos. Ahora la epifanía de nuevos partidos ha descolocado aquel hermoso y lucrativo equilibrio.

Podemos es el enemigo de ambos, pero no hay manera de que se aclaren sobre lo que significa la llegada de Ciudadanos para sus fondos de inversión. Hoy mismo, el Mourinho de la prensa española, Federico Jiménez Losantos, insinúa en El Mundo que El País guarda una encuesta de Metroscopia que da ganador de las generales de diciembre a Ciudadanos, con el PSOE de segundo y el PP en tercera plaza. Encuesta que Juan Luis «Cebrián tiene parada con un bacigalupargumento helénico por lo clásico: no estigmatizar a su financiera Soraya, a su excasero Pujol y a su PSOE de su González«, escribe nuestro desapacible vate/bate.

Para quizá ridículo del citado cabellero, arranca hoy también El País en portada con una encuesta para la comunidad valenciana que sí da la mayoría a Ciudadanos (25,4%), sobre PSOE (23,3%) y PP (21,6%).

Cantaba mi añorado Javier Krahe: «Y aunque en rigor no es mejor / por ser mayor o menor / Ciertamente es un burdo rumor». Pero este burdo rumor que hoy alienta Federico es mejor y mayor. ¿Tiene derecho un medio de comunicación a silenciar una información propia? ¿O se equivocó Federico de prospección, cual le suele pasar? La pelota, o bola, está en el tejado de El País. Personalmente, si no veo respuesta, daré crédito al estomagante Federico. Y eso me hará descreer de todo todavía más. Aun recuerdo cuando era joven, indocumentado, y derrochaba el dinero del desayuno en comprarme, ay tinta fresca, El País.

elmundo.750Arcadi no recicla

Antes muchos periodistas hacían esfuerzos por parecer progres, y ahora muchos periodistas hacen esfuerzos por reivindicarse conservadores, antiguos, vintage, carcas y aznarizantes. Esta profesión no hay quien la entienda. El ex progre Arcadi Espada (a quien voy a tener que dedicar una sección fija) es un gran ejemplo. Este pasado martes se desbragó el ideólogo con un inspirado artículo ecológico titulado Basura ideológica. «La farsa del reciclaje es una de tantas ideada por la izquierda […]. Yo lo veo claramente cuando me mandan salir de casa con cinco bolsas en cada mano e instrucciones detalladas: en cuanto salgo a la calle tiro la carga en el primer contenedor con el que me cruce, salivando la henchida satisfacción del pecador».

Tengo que reconocer que a mí me pasa lo mismito que a Arcadi: no sé de qué color será la bolsa en la que reciclar sus ingeniosas razones. Pero hay datos un poco más periodísticos que la pereza de Arcadi a la hora de bajar la basura: una tonelada de vidrio reciclado ahorra el equivalente a 136 litros de petróleo, y a lo mejor dentro de unos años no tendremos que pagar las multas que hoy pagamos por nuestro exceso de emisiones. El año pasado se reciclaron 1.258.602 toneladas de envases domésticos en España, querido Arcadi. Se evitó la emisión de 1,2 millones de toneladas de dióxido de carbono sobre el airecito que orea mi humilde cabaña, y la tuya, y la de todos. El primo anticalenturiento global de Rajoy se quedó corto. Arcadi Espada nos acaba de hacer un llamamiento a no reciclar. Quizá porque no sabe distinguir lo que es basura.

 

abc.750Otra carmenada

Sobra demagogia y autoritarismo en Madrid, titulaba este martes su segundo editorial el ABC. El cabreo torcuatiano venía porque la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, decidió que el ayuntamiento capitalino ya no pagaría 100.000 euros anuales a las agencias de calificación –S&P y Fitch– que nos engañaron diciendo que Lehman Brothers era un valor seguro el día en que entró en quiebra y arrastró hacia el crack al sistema financiero, con el consiguiente empobrecimiento de las clases menesterosas y el lenitivo enriquecimiento de los oligarcas. Al neoliberalismo le faltan verdades, pero le sobran axiomas.

Pontificaba el martes el ABC: «Esta medida no responde a criterios técnicos ni racionales, sino a una rabieta, a un lamentable acto de venganza por cuestionar la solvencia del ayuntamiento. S&P anunció que rebajaría la nota crediticia de Madrid hasta bono basura […]. Esta decisión elevará el coste de la deuda madrileña [y] supondrá un nuevo gasto inútil e innecesario para los contribuyentes».

Al día siguiente, sucedieron extraños fenómenos. A las 12.12 horas del miércoles, el digital de ABC colgaba el siguiente titular: S&P sube la nota de Madrid a BBB+/A-2 tras la ruptura de Carmena con la agencia. Sin embargo, rastreo las ediciones de papel de ABC del miércoles, jueves y viernes y nada hallo sobre esta recalificación que no «elevará el coste de la deuda madrileña» ni supondrá «un nuevo gasto inútil e innecesario para los contribuyentes», sino todo lo contrario . Hay que comprender que a nuestros provectos periódicos centenarios a veces se les olvide desmentirse en algunas cosas. No es malintencionado. Es la edad. Supongo.

larazon.750Muera Zapata

El concejal carmenero de Madrid, Guillermo Zapata, se está haciendo más famoso y peligroso que Emiliano. Muy a su pesar, malicio. La Razón sigue tratándolo como si fuera el asesino de los dos Kennedy, cuando solo reprodujo chistes malos en twitter años antes de asumir responsabilidad pública alguna. El jueves nos narra el periódico de Francisco Marhuenda cómo Zapata compareció ante el juez Santiago Pedraz en la AN «visiblemente nervioso e incluso, por momentos, decompuesto». El moderno periodismo de investigación acompaña al noticiable hasta el inodoro, con perdón, para averiguar si está o no descompuesto. «Sorprendió la insólita rapidez del juez» en absolver de nuevo a Zapata, se escandaliza el casto diario azul. Y añade una joya jurídica que flotará siempre en la prosa periodística como un nenúfar en un poema de Rubén: «En su auto exculpatorio, Pedraz comparó la responsabilidad de Zapata con la del carpintero que hace una cama en la que se comete un adulterio, que fue delito en España hasta 1978». Qué tiempos, Marhuenda. Qué tiempos aquellos. Cuéntame.