El repartidor de periódicos

Otegi y la serpiente (de verano)

larazon.200Una vez que Pogba ha fichado definitivamente por el ManU, tiene pinta la cosa de que la serpiente informativa del verano la va a protagonizar en solitario Arnaldo Otegi. El debate se ha precalentado ya con las recientes palabras del fiscal vasco Juan Calpasoro, que intuye "argumentos legítimos" para que EH-Bildu intente colocar al elgoibarra como candidato a lehendakari en las inminentes elecciones vascas. Los defensores de la Santa Transición, en la que no solo se perdonó sino que además se premió a los cómplices de los crímenes franquistas, se niegan a aplicar el mismo rasero a la izquierda abertzale, por mucho que la disolución de ETA nos otorgue la posibilidad de reparar las siempre tirantes relaciones entre los RH de carpetovetones y aizkolaris.

De nada sirve que PSOE, PNV y Unidos-Podemos (casi 11 millones de votos de un total de 24) vean en la candidatura de Otegi la posibilidad de normalizar desde la política un conflicto que ni las armas de ETA ni las de los GAL --por no hablar de la inicua ley de partidos, de aroma fascista-- han sabido solucionar.

Con su habitual capacidad para la hipérbole en todo lo referente al asunto vasco, esta mañana La Razón nos amanecía con un editorial en el que se afeaba a Otegi su "participación directa en secuestro y otros delitos de sangre". Como en el chiste, se acepta secuestro como delito de sangre. Pero regresamos a la misma óptica deformada: este mismo periódico clama por la liberación del "preso político" contrachavista Leopoldo López, un simpático multimillonario ultraderechista aficionado también a estos presuntos "delitos de sangre": en 2002 sacó de su casa y secuestró al ministro de Justicia chavista Ramón Rodríguez Chacín. Fue amnistiado por el anticristo Hugo Chávez, una medida de gracia que, sin embargo, ni siquiera se contempla para la inhabilitación de Otegi.

elpais.200Hasta El País, últimamente tan instalado en el garrotismo goyesco, abre en su editorial de hoy una ventanilla al diálogo: "Hoy se sabe que ese intento [de reconstruir Batasuna, causa de la última condena de Otegi] implicaba la exigencia de poner fin a la violencia, cosa que efectivamente ocurrió, lo que deja sin sentido la acusación inicial". Concluye el diario de Prisa apuntando que "sería un error convertir una cuestión que corresponde dilucidar a los jueces en motivo de enfrentamiento entre partidos democráticos".

También se podría aplicar al caso Otegi la doctrina ABC con la financiación ilegal del PP, pues en su editorial del miércoles el torcuatiano diario nos indicaba que "los escándalos de Bárcenas y cuanto significan para este partido ya han sido depurados por las urnas". Dejemos que el asunto Otegi sea también depurado por las urnas, si existe un mínimo de resquicio legal. Y de coherencia.

abc.200Las negociaciones

Que Ciudadanos es un tapado del PP (vía poder económico) para frenar la posibilidad de que Podemos atisbe Gobierno y, como en Valencia, se ponga a escudriñar lo que se esconde debajo de las alfombras, es una sospecha que ahora se refrenda hasta con luz y taquígrafos. O sea, que estamos asistiendo estos días a una negociación entre el PP y el PP, lo que no augura nada bueno. Mi paisano Manuel Jabois definía con ingenio y precisión en El País del miércoles lo que ha sucedido desde el 20-D: "En España las negociaciones se destinaron básicamente a investir al jefe de la oposición". Las tornas han cambiado: ahora se negocia para ver quién es el mejor cómplice para perpetuar en Moncloa al capo de los corruptos Mariano Rajoy.

Lo reflejaba perfectamente en ABC hace tres calendas Ignacio Camacho: "Sorprende que entre sus pliegos de exigencias [de Albert Rivera] no figuren medidas económicas; simplemente, ya están negociadas sotto voce entre De Guindos y Garicano, y no existen diferencias esenciales porque tampoco las hay de modelo de sociedad ni de ideario". C´s se presentó como el míster Propper de nuestra derecha, y ha acabado convertido en un tapón de suavizante que apenas perfuma el hedor de ese detergente lavador de dinero negro y otras suciedades llamado PP.

elmundo.200El CIS

A principios de semana, el Centro de Investigaciones Sociológicas nos agasajó con una nueva encuesta que nos asegura que, de haber terceras elecciones, los resultados serán idénticos prácticamente a los del 26-J. Todos los medios se han amuletado sobre la encuesta para convencernos (aun más) del terror y rechinar de dientes que supondría ir a unas terceras elecciones. Lo único que han olvidado decir es que las encuestas fallaron estrepitosamente hace un par de meses, y que sus resultados tienen tanta validez como el juramento de Santa Gadea (que es un mito) o una palabra de Albert Rivera con micrófono delante.