Sobre el tapete

Los estrategas de la banda… de música

Madrid había amanecido limpia de la nieve que se había acumulado con la visita de Filomena. Pablo Soltero y su troupe acababan de retirar, con sus propias manos y con las palas puestas a su disposición por el señor alcalde, las últimas huellas de la pertinaz nevada.

El sol matinal ilumina la estancia atravesando los grandes ventanales del Chiringuito de la Moncloa. La gravedad del momento reverbera en la atmósfera perfumada por los primeros cafés del día.

Las sombras de tres figuras se recortan contra los elegantes cortinajes que cubren el ángulo oscuro del salón. Será una reunión breve, con objetivos precisos; y que los tres músicos no olvidarán jamás. Ellos no olvidan nunca nada.

El director de los Mariachis (que en estos tiempos tocan en la Moncloa) parece sacado de un anuncio de una peluquería de caballeros que propone el corte de cabello a navaja. Pedro Sanchinarro consiguió la plaza tras muchas peripecias (que aquí no se van a contar). De cerca, parece como si hubiera fecundado el espacio que les cobija con la fragancia de su aftershave Floid. Sus dos interlocutores, ahora ensillonados enfrente suyo, son músicos principales.

Juan Cuadrado, primer violín, es un personaje bien conocido por su sagacidad estratégica. Es habilidoso y mañoso con los movimientos de los alfiles, caballos, peones y otras piezas del tablero. Sirvió con anterioridad y notable eficiencia en las filas del grupo rockero heavy Los Albiolenses del Precámbrico y también en la Filarmónica de Los Monaguillos. Su rostro de querubín de Murillo remata un corte atildado y una corbata sobria en un cuerpo tirando a rechonchete.

A su diestra, enjuto, mediterráneo y con la mirada segura de quien sabe que siempre (o casi siempre) está en lo cierto, el jefe de los trombones. Santiago Michelín viene curtido de mil batallas y cien mares, y es algo así como el Merlín de la demoscopia.

Tan breve será el encuentro que bastarán menos de dos minutos de sabias palabras de don Pedro. "Amigos, compañeros, los catalanes quieren retrasar las elecciones del 14 de febrero hasta mayo, justificando tamaña pretensión en la Covid-19 y los riesgos para la salud pública. Actualizad los planes. Sed consecuentes. El Reino de España os necesita. Tenéis la suerte de haber nacido en España. Os espero mañana después de la siesta".  Y poco más.

Dicho y hecho. A la hora de vísperas del día siguiente, el encendido de las luces del salón rompe la penumbra y la escena de nuevo retrata a nuestros tres personajes. Estamos en condiciones de revelar al mundo los secretos mejor guardados sobre la Operación Cataluña 2.

-Pedro Sanchinarro, director de la banda. ¿Qué nuevas me traéis, compañeros?

-Juan Cuadrado, primer violín de los Mariachis. Buenas, compañero Presidente. Después de expremujarnos (sic), no las meninges, lo siguiente, estamos en condiciones de proponerte una ligera rectificación del plan aprobado hace unas semanas. Como verás, lo tenemos todo previsto. Primer punto, objetivo táctico: la fecha electoral. Michelín, informa de los números a nuestro CPPI (Centinela de la Patria Plurinacional Indivisible).

-Santiago Michelín, Trombón Manager. Si las elecciones son el 14 de febrero, los tendremos muy acollonidos con la Covid. La participación caerá 25 puntos, aprox. Si votan en mayo, estarán menos acollonidos y la abstención no bajará más de 10 o 15 puntos, a menos que, mientras tanto, no les vacunemos…

-Cuadrado. Como que vamos a perder, cuanta más abstención haya, mejor colará lo del Govern ilegítimo, que falta nos va a hacer.

-Sanchinarro. ¿Hay algún escenario que nos dé como ganadores?

-Cuadrado. Hay uno, pero es muy extremo y extrañaría incluso en Turquía. Habría que acollonir mucho más al personal, acollonirlos totalmente. Solo votaría el Mariachi Jefe Illa y el Mariachi Subjefe Iceta. 100% de votos, 100% de escaños y conquistamos la Generalidad. No dejamos piedra sobre piedra, y las piedras las enviamos a los jueces europeos; para que aprendan. Más no se puede pedir.

-Sanchinarro. Claro, claro, un poco fuerte sí que suena. Bien, aprobado el objetivo táctico: 14-F. Así, cuando nos vengan con la milonga de la amnistía y el referéndum, les recordamos la abstención y, a otra cosa, mariposa. Pero, por cierto, los catalanes oficialmente han retrasado la fecha a mayo. ¿Cómo se arregla este fleco?

-Cuadrado. Not problem, my lord. Conocemos a un juez que nos ha explicado que "los epidemiólogos son médicos de familia que han hecho un cursillo". No será el único, digo yo. Afinamos y se vota el 14-F.

-Sanchinarro. ¿Y el riesgo para la salud?

-Cuadrado. Mi abuelito ya lo decía. No se hacen tortillas sin romper huevos y en todas las guerras hay bajas, mi brigada.

-Sanchinarro, Bien, bien, veo que estáis sembrados. Pasemos al siguiente punto del día, que me están esperando para hacerme las cejas y después voy al spa que mañana tengo reunión con el rey nuestro señor.

-Cuadrado. Pensamos que debemos perseverar en el plan trazado y que ya hemos implementado en sus primeras fases. Objetivo estratégico. Ya hemos enviado a Torra al basurero de la historia. Ahora, lanzaremos al estercolero de la historia al mismísimo Puigdemont. Michelín, informa con números en la mano a nuestro SRRL (Supremo Reformador de la Reforma Laboral).

-Michelín. Si no hubiéramos tomado cartas en el asunto, Puigdemont gana las elecciones con 35 escaños, y dos o tres más que el Junqueras. El Mariachi Illa se nos quedaría con 31. Hay que comerle el terreno al fugado (no al Emérito, sino a Puigdemont) por la derecha y por la izquierda, porque está con un rollo transversal que no veas.
Por la derecha, tenemos al Artur que le ha dado calabazas al de Waterloo y se lo ha montado de tapadillo con la Chacón y con los materiales de derribo de la Convèrgencia de Pujol. Nos viene de perlas. Afinamos, afinamos y les dan los derechos electorales de Junts per Catalunya de 2017 al PdeCAT; unas buenas vitaminas que les darán alas. Aunque caben en un taxi y sobran plazas, también tenemos al PNC de Marta Pascal, una patriota lúcida y valiente como pocas… Total, entre pitos y flautas, casi un 3% de votos que arañamos al Puigdemont. Y, a lo mejor, suena la flauta y nos llevamos algún escaño de Junts… En cualquier caso y de rebote, Artur Mas a la papelera de la Historia. ¡No vamos a dejar sano a ningún expresidente de la Generalidad! Bueno, al de Córdoba ya le hemos enviado a un Consejo de Administración…
Por la izquierda. Ahí tenemos un problema gordo. A Junqueras lo tenemos en el trullo. Para alimentar a los de ERC y que no acaben moribundos, hay que sacar a pasear a su líder durante la campaña electoral. Que me lo dicho Paco Marhuenda, que es un hombre sabio: ¡a ver si ERC nos saca de encima a Puigdemont!

-Sanchinarro. Pero ¿cómo sacamos a Junqueras de la prisión, si están los del Supremo como están?

-Cuadrado. Ningún problema, compañero Comandante en Jefe. Primer paso. La Generalidad concede el tercer grado penitenciario que el Tribunal Supremo ya revocó anteriormente. Segundo paso, Junqueras sale y se pone a hacer campaña y dice cosas como "no nos dejéis solos". Tercer paso. Nosotros afinamos y la Fiscalía empieza a pensar (keep calm), a pensar, a pensar mucho y empieza a redactar el recurso. Cuarto paso. 15-F. Ya se puede presentar el recurso y, zas, de vuelta a chirona. Sorpasso de ERC y Puigdemont se queda con un palmo de narices. Y todos contentos. Bueno, todos nosotros.

-Sanchinarro. Enhorabuena, siempre brillante, Cuadrado. ¡Chapeau!

-Cuadrado. Pero aún hay más, compañero Peter (le gusta, de vez en cuando, demostrar sutilmente que también sabe maquinar en americano). Está lo del Mariachi Illa. Hay que aprovechar la experiencia de su paso por el Ministerio de Sanidad. Sabe mucho de todo tipo de transfusiones. Este es el motivo profundo de la patadita hacia arriba que le hemos dado al mariachi Iceta. Michelin, informa con los números verdaderos a nuestro amado IELQDLLM (Insigne El Que Des-amordazará La Ley Mordaza).

-Michelín. No nos vamos a comer un rosco por la izquierda. Hay que girar aún más hacia la derecha. Tenemos que ser la derecha de la derecha de la derecha del centro-izquierda, siempre constitucionalmente hablando A este objetivo le dedicamos la Operación Vampiro. Consiste en transfundir directamente a Illa tantos votantes como se pueda del cuerpo de Ciudadanos antes del desenlace fatal que tantos esperan. Lo que desechemos nosotros, se lo llevará Vox, o sea… 11 diputados. Con todo esto, los Mariachis sacaremos 33 escaños y dejaremos secos a los de Arrimadas (6) y a los peperos (3). Así será. Palabra de Merlín.

-Sanchinarro. Pero ¿y si La CUP más que dobla sus escaños y los separatistas sacan mayoría absoluta de escaños y de votos superando el 50%?

-Cuadrado. Todo previsto, compañero líder de los Maraichis. Les diremos que lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible. Michelín, informa a nuestro amado EMIG (Entrañable y Magnánimo Indultador de Golpistas) y EQALP (El Que Arreglará Las Pensiones) con los números auténticos del inmediato futuro.

Esto tocará en el próximo artículo.

Quevedo nos mostró el camino. "Entre el clavel blanco y la rosa roja, su majestad escoja". Piensen en Pablo Hasél, el peligroso rapero que tiene la inmensa suerte de haber nacido en España, con alojamiento y comida gratis durante los próximos años.