Rosas y espinas

El PSOE traga 'mordaza'

rajoyEl Partido Popular, ese al que el dignísimamente centenario PSOE y el joven renovador Ciudadanos acaban de alzar al Gobierno, ha presentado el pasado jueves una proposición no de ley que nos va a prohibir poner en twitter imágenes retocadas de Mariano Rajoy haciendo el gilipollas. Lo que cibernéticamente se conoce como memes. Dice así el texto elevado al Congreso de los Diputados este mismo día 3: "[La] proliferación del uso de las tecnologías de la información, y su enorme influencia actual, han incrementado las lesiones a los derechos recogidos en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo. Un ejemplo de ello es la frecuente vulneración del derecho a la intimidad personal y a la propia imagen que se articula con la subida de imágenes por terceros sin el consentimiento de sus titulares".

mariano2Obsérvese que la proposición no de ley del regenerado Partido Popular, el de Andrea Levy y sus cachondos posdemócratas, no dice nada acerca de si esos titulares de la imagen son personas de significancia política, pública, corazonesca, uterina, literaria o tal. Con lo cual, si subes a facebook una imagen de Mariano Rajoy caminando rápido, y dices que corre despacio, a Mariano Rajoy le puede parecer mal la ocurrencia y mandarte a dirimir el asunto ante un juez que quizá esa mañana sufre de almorranas tardofranquistas.

O sea, que el PP se pone a hacer fascistaditas nada más ser apoyado por el PSOE. Y sin ningún pudor. Quieren que todo el mundo sepa que aun se están carcajeando.

O no.

mariano3Quizá también al PSOE le interese --me duele escribirlo-- una sacerdotal vigilancia sobre las redes sociales. Pues es ahí donde otros le arrebatan el oligopolio de la información. En estos tiempos procelosos, a uno le da por cotillear amistades extrañas.

Se juzga a Guillermo Zapata por poner en twitter unos chistes que hasta a la indispensable Irene Villa le parecieron soportables. El otro día detuvieron a un chaval por llevar una camiseta con unas siglas (ACAB: all cats are beautiful o all cops are bastards). A uno no le sorprenden estos sucesos bajo un gobierno del PP. Lo que le sorprende es que ese gobierno esté (y siga) apoyado por el PSOE.

No sabe uno cuánto tiempo va a aguantar esta diplomática gestora socialista tragando... voy a decir sapos. La proposición no de ley que cuestiona hasta los memes se llevó al Congreso solo cuatro días después de que Antonio Hernando explicara el porqué del color azul de sus gafas y otorgara la abstención a Rajoy. La izquierda está intentando convencer al PSOE del error que ha cometido. La derecha está restregándole el ridículo que ha hecho. Que es peor.

Este nuevo apretón de la ley mordaza sobre la boca del pueblo es prueba fehaciente de que MR quiere todo o nuevas elecciones. César o nada, que decía el Borgia. Haya o no nuevas elecciones, Rajoy le reserva al PSOE el papel de Incitatus: aquel caballo al que Calígula nombró senador.