Marco Incomparable

Por tierra, mar y aire

 

La nueva hornada de ‘hijos de’ promete: Chabelita embarazada de un ni-ni que aspira a famoso, su hermano DJ convertido en estrella en las fiestas de los pueblos, el hijo de Rocío Jurado y José Ortega Cano en el trullo acusado de seis delitos, Froilán castigado sin salir tras ser descubierto como el rey de la noche de Joy Eslava y el primogénito de abdominaizer Aznar lucrándose a costa de los desahucios de Bankia.

 

Mierda. Ninguno de ellos ha resultado ser uno de los 300.000 españoles que, en los últimos cuatro años, se han visto obligados a hacer las maletas y a emigrar en busca de trabajo.

 

En este país cuyo futuro van desmantelando poco a poco la derecha y la banca, que sufre a un ministro que recorta con alegría y motosierra en materia de Educación, son demasiados los jóvenes con talento que buscan salidas al desempleo por tierra, mar o aire. De hecho, son cinco veces más que hace siete años los que se van por culpa de la crisis.

 

Con una media de edad entre los 25 y los 35, se llevan en el equipaje su talento: uno o varios grados, idiomas, iniciativa y todo lo que, en teoría, necesitan las empresas para ofrecerles un buen empleo. O un empleo a secas, estamos que lo tiramos.

 

En sus maletas también viajan unas buenas dosis de frustración. Son médicos, abogados, emprendedores, periodistas, ingenieros…. que dejan atrás su vida y el futuro que les prometieron. Pero que también esperan olvidarse de la precariedad, los contratos basura y los recortes, que ahora afectan incluso al derecho a la protesta. Aquí se quedan otros tantos jóvenes, obligados a hacer el trabajo de tres, cuatro o cinco trabajadores por un sueldo cada vez más lamentable.

 

Mientras, paradojas de la vida, miran atrás y ven en la prensa un injusto reflejo de una parte de lo que se queda, que no les llega a la suela del zapato.

 

Ahora entiendo que Rajoy mantenga a Wert el incompetente. Empieza a ser un sinsentido estudiar para tener un futuro mejor. Qué más da mantener en Educación a un ministro Walking Dead.