Marco Incomparable

Fotos de boda horteras

hola-bulos

 

Fondos imposibles con arcos de flores, luces centelleantes inexplicables... Da igual que te llames Jennifer y vivas en un pueblo de Carolina del Sur o que hayas llegado a lo más alto de Hollywood con estilistas, publicistas, maquilladores, peluqueros y todo tipo de asesores de imagen a tu alrededor dispuestos a organizarte la boda del siglo en Europa.

 

Al final, ni siquiera un madurito con estilo como George Clooney es capaz de librarse de la típica fotografía hortera del novio agarrando a la novia suavemente por la cintura, sonriendo a la cámara.

 

Los primeros que me impactaron por hacerse ese tipo de instantánea tan de high school estadounidense fueron Tom Cruise y Katie Holmes (qué poco dura a veces el amor) con ese fondo de colorines amarillos iluminados que no se me quita de la cabeza. Ellos marcaron tendencia con su ñoñería.

 

Brad Pitt y Angelina Jolie, más alternativos-vip, prefirieron enseñarnos a través de otra exclusiva con fines benéficos la peculiar ceremonia íntima que se ofició en su castillo de la Provenza francesa. El vestido de la novia, con dibujos de sus pequeños, no podía haber sido más feo. Y el fondo de la foto principal del reportaje tampoco era para tirar cohetes: una fría escalera blanca que no pega ni con cola en un chateau francés servía de escenario para la instantánea.

 

Ahora Clooney, el supuesto soltero de oro de Hollywood -que en realidad, para los que no lo sepáis, es la segunda vez que se casa-, nos deja patidifusos con unas imágenes en las que, además del horrible posado, nos enseña cómo corta una tarta para sus invitados. El actor se ha casado con una mujer a la que hace un año no conocía y que parece, más que radiante o feliz, que se ha tomado un speed y aún no se cree con quién se casa.

 

Las imágenes de la boda, exclusiva mundial de ¡Hola! compartida con People, tienen otro pero. ¿Cómo es posible que el actor, de 53 años, parezca más joven que su novia Amal, de 36? Premio. Venga de Photoshop.