Opinion · Marco Incomparable

La violación de Jennifer Lawrence

La portada de noviembre de ‘Vanity Fair’ USA

Víctima de un crimen sexual. Así es como se ha sentido la actriz desde que hace un mes un hacker robó sus fotografías privadas a través de un supuesto fallo de iCloud y las difundió por la Red. ¿Puede una persona considerar que le ha sucedido algo tan grave por unas imágenes en las que aparece desnuda? Sí, y lo peor es que sea tanta gente la que vea y comparta esas fotografías.

 

Ella es una de las más de 100 afectadas por el denominado celebgate, el robo de imágenes íntimas a mujeres tan conocidas como Lawrence, Winona Rider, Hilary Duff, Kirsten Dunst, Scarlertt Johansson, la modelo Cara Delevigne, las cantantes Selena Gomez, Avril Lavigne o Rihanna. En este tipo de agresiones sexuales, ellas son el objetivo, aunque algún que otro hombre se ha visto afectado también.

 

Si uno escribe en Google «celebgate«, una de las primeras sugerencias del buscador es «dónde ver las fotos». Eso nos da una idea de la cantidad de internautas que, tras leer la noticia, lo primero que hacen es intentar expandir el daño y seguir agrediendo a estas mujeres buscando sus desnudos robados.

 

En una entrevista con la edición estadounidense de Vanity Fair, la joven —que más de una vez se ha enfrentado a los medios por criticar sus curvas—, habla por primera vez de algo que le dejó bloqueada durante días y pone los puntos sobre las íes. Denuncia que no es que ella se haya visto envuelta en un escándalo, sino que ha sido víctima de un «crimen sexual» y de una asquerosa «violación» que debería hacer reflexionar sobre los mecanismos a adoptar para frenar estas agresiones.

 

No entiendo que en algunas informaciones haya sido necesario explicar si ella alguna vez ha posado desnuda o ha enseñado su cuerpo en alguna película. ¿Y qué si lo hubiera hecho? Esa es su decisión y no justificaría ni minimizaría el daño. «A la gente que ha visto las fotos se le debería caer la cara de vergüenza, es un abuso sexual (…). Yo no les di permiso para que me vieran desnuda”. Los que vais a buscar las fotos después de leer este post, también las agredís.