Marco Incomparable

Madonna es una abueli

 

 

 

madonna
El mejor tratamiento antiedad se llama Adobe Photoshop.

 

Madonna tiene 56 años, pero sin Photoshop parece que tiene... ¡oh cielos! 56 años.

 

La primera imagen corresponde a una de las fotografías que años publicó en 2010 la revista Interview en un reportaje dedicado a la reina del pop. Ojos felinos y tez perfecta: ni una arruguita, venita, ni tampoco una sola rojez, que para eso está el blanco y negro muy bien puesto. En aquel entonces ella tenía 50 años, pero la foto parece que se hizo cuando acababa de cumplir los 32.

 

La comparativa se ha filtrado en los últimos días a raíz de la publicación por parte de esa misma revista de otro reportaje en el que la diva intenta provocar y ser noticia enseñando el pecho, ahora que tan en alza está el trasero. De momento no hemos visto las fotografías anteriores a los retoques, pero podemos hacernos una idea del arduo trabajo desde el original hasta llegar a este resultado:

 

img-madonna
Madonna Louise Veronica Ciccone en una fotografía en la que le han 'desaparecido' los pezones. Y muchas otras cosas.

 

 

Y no, no la voy a criticar por enseñar su cuerpo por muy cincuentona que sea, que la edad no está reñida con que una pueda ser o sentirse sexy, mucho menos si estamos hablando de Madonna. Pero sí me gustaría hacer un ejercicio. Olvidad todas las fotos que habéis visto. Sacad de vuestra cabeza el antes y el después. Y ahora volved a observarla sin Photoshop de golpe:

 

Captura de pantalla 2014-12-10 a la(s) 22.30.36

 

 

¿Tan mal está? Yo creo que no. Es una mujer de 56 años, una abueli que se tenía que haber hecho menos rellenos para que no se le hinchara tanto la cara, pero otras en sus circunstancias y con cualquier cirujano al alcance de su bolsillo llegan peor a los cuarenta o se inflan a Photoshop desde los 30.

 

No nos engañemos, lo llamativo hubiera sido que esta mujer, que cuando yo iba a Preescolar sacó su primer disco, no tuviera arrugas, ni venas, ni rojeces ni poros abiertos. Ella es la reina del show business. Y el show debe continuar.