Marco Incomparable

La nietísima, eternamente joven

Bordiu

 

Alguien tan poco dado a aparecer en la prensa rosa como Carmen Martínez-Bordíu nos abre las puertas de su casa de Madrid por primera vez gracias a ¡Hola!. Bueno, quiero decir, nos enseña la casa de un señor o señora que le ha alquilado su casa de Madrid. Vamos, que nos está enseñando la casa de otro, solo que la ha amueblado ella. Exclusivón.

 

Si Rociíto dio para una portada la semana pasada y la casa alquilada de Martínez-Bordíu da para un adelanto de edición, esto es que el BOE del cuore adelanta los saldos a finales de 2014. Con Isabel Pantoja en la cárcel, Isabel Preysler recuperándose aún de la muerte de su marido, los Borbón en descomposición familiar por la infanta Cristina y lo poco dada que es la gente a casarse en diciembre... Hay que rellenar.

 

Pero volvamos al asunto que nos ocupa hoy: esta entrevista en la que casi la ponen contra las cuerdas. Se nota que les faltó tiempo, porque a punto estuvo de ser preguntada por la dictadura de su abuelo. La nietísima se enfrenta en ¡Hola! a preguntas como "tienes mucha plata, Carmen" o "Carmen, estás mucho más delgada" de las que sale airosa explicando que la plata ahora está muy barata y que se ha puesto a dieta.

 

Las imágenes lo corroboran. El problema es que Carmencita nos tiene tan malacostumbrados (¿os acordáis de aquel posado con Isabel Preysler?) que no sabemos cuánto es fruto de la dieta, cuánto de la faja y cuánto del Photoshop. En lo que no hay duda es en el lifting de arrugas que le ha regalado el equipo de la revista.

 

De hecho, si esta mujer sigue rejuveneciendo trimestre tras trimestre al ritmo al que lo está haciendo gracias a esta publicación, dentro de poco podrá hacer un reportaje en el que se pueda camuflar entre sus nietos. Eso sí que merecería ser portada.