Opinion · Marco Incomparable

La Esteban, nueva ‘it girl’

El pijama de Belén Esteban en Gran Hermano VIP está agotado en El Corte Inglés. Una ganga de 18,99€ que quienes saben de esto describen como una prenda de «animal print» (en vez de «choni»). Ha volado de las perchas de los grandes almacenes más famosos de España, los mismos que fueron en su ayuda y la vistieron el día de su boda mientras otras firmas le daban la espalda.

Ni las blogueras más cool del momento como Paula Echevarría, Gala González o Natalia Cabezas pueden competir con alguien así de eficaz vendiendo el último grito. Estas nuevas pseudocelebrities de la moda ya pueden adelantar la próxima colección de Valentino, contarnos cómo se lo pasaron de bien en el evento más petardo de la temporada o publicar un post muy cuqui sobre sus tips de maquillaje, que no hay forma de superar a la princesa del pueblo cuando crea tendencia.

Primero logró vender como churros las sartenes de un súper de barrio, más tarde, la madre de Andreítacómeteelpollo se adentró sin miedo en el terreno de Marcel Proust o Fiódor Dostoyevski y consiguió que Ambiciones y reflexiones fuera un éxito de ventas. Sí, tal cual, la misma mujer que da lecciones sobre la Edad Media explicando que «hay como tres partes: paleolítico, neolítico y… ¿o eso era en la Edad Moderna?».

Y ahí la tenemos ahora, producto de nuestras propias miserias, considerada y tratada como si de verdad ella fuera VIP y no la autora de perlas como: «Corremeidile«, «el Lazarillo de Tormes fue escrito por nadie«, «ni que fuera yo Bin-Laden» o «¡arriba la Esteeebaaaan!».

Me importa poco que este espantajo de tía se haya destrozado poco a poco a base de drogas o bisturí (anda que ya os vale a algunos con los comentarios que publicáis sobre su nueva talla). Pero que su libro haya sido un éxito de ventas y su estilo lo quieran copiar marujas y otro tipo de fans de GH VIP, Sálvame y derivados, da ganas de cerrar con llave este país. Ya tenemos nueva it girl.