Marco Incomparable

El posado del verano ya no es cosa de Ana Obregón

paula

Llevan años ganando terreno y ya sólo nos queda rendirnos a la evidencia. Los nuevos reyes del posado veraniego son Paula Echevarría y David Bustamante. Su primer chapuzón de julio en las playas de Ibiza se está convirtiendo en una tradición en la que esta pareja, extra azucarada para algunos y entrañable para otros, no deja mucho terreno a la improvisación.

 

Ella, convertida en toda una referencia de la moda y copiada por una legión de seguidoras, es el mejor escaparate para la firma de bikinis italiana de la que es imagen. Y ahora también es un filón para la marca de gafas que la ha elegido para diseñar una colección propia. Este complemento, por cierto, le ha venido muy bien para afrontar con mejor cara los disparos de los fotógrafos bajo el sol balear.

 

El grado de preparación de los estilismos de Echevarría es tal que a veces se le va la mano. Puede llegar a combinar el color de su bikini con el de las gafas de sol. No es coña. Pero no importa. Ella siempre va perfecta.

 

Él, convertido en tío bueno gracias a su entrenador personal -que es Iñaki García por más que se empeñen en decir que sigue siendo Martin Giacchetta- ha ganado en todos los aspectos desde que conoció a la modelo y actriz asturiana.

 

El de ellos es, pues, el nuevo chapuzón del verano. Han conseguido desbancar a la mítica Ana Obregón, quien después de varios años ausente (tal vez el fisioterapeuta le recomendó dejar de sacar-pecho-meter-tripa-subir-culo) en esta ocasión ha preferido controlar el resultado final. Y le ha quedado así:

 

OBREGÓN

 

Ana, te queremos.