Opinion · Palabra de artivista

Las cruzadas católico-victimistas

Ahora los verdugos se quieren hacer pasar por víctimas. Así de fácil. La Iglesia católica, que ha quemado, torturado y asesinado a millones de minorías, por no mencionar su propaganda de odio que aún hoy en día sufrimos, es especialista en esa doble moral. En sus inicios explotó sus persecuciones (más que justificadas si tenemos en cuenta que estaban destruyendo la religión de la época de modo activo) y cuando ya eran el mismo statu quo, se tuvieron que inventar esa carita limosnera que tan bien saben explotar en cuanto sus víctimas les recriminan algunas de las barbaridades que siguen haciendo o diciendo a día de hoy.

Por desgracia la Iglesia es el semillero de la derecha más extrema, así que de ahí han aprendido partidos como el PP sus estrategias más hipócritas, falsas y mentirosas. Pero a pesar de conocer estas cimas de cinismo que la Iglesia viene mostrando desde hace siglos, a las minorías perseguidas (homosexuales y mujeres principalmente, repito) las nuevas estrategias de los cristofascistas no dejan de sorprendernos.  El colmo vino hace unos días, cuando el representante del Vaticano en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el arzobispo Silvano M. Tomasi, se quejó ante la ONU de que los pobres curas están siendo perseguidos por atacar las uniones homosexuales; esto es: no les dejan perseguirnos, acosarnos, insultarnos en paz. Porque por mucho que los hipócritas cristianos hayan inventado esa cumbre del cinismo que es el «odia el pecado, no al pecador», Señores del Odio, todos sabemos que estáis atacando a la persona, las creencias no se pueden atacar, son inasibles, aire, invisibles. Pero el arzobispo vive tan encerrado en su burbuja de odio que ni se da cuenta de lo ridícula que suena su pena, penita, pena. Es más prácticamente pidió una intervención armada frente a los «genocidas gays» que les «perseguimos» (¿huir de sus pedradas gritando ahora se llama perseguir?) por difamarnos, inducirnos al suicidio, destrozarnos la vida en el colegio, incitar a la población al odio y al crimen… pero las víctimas, pobres, son ellos.

Por supuesto, los católicos, hipócritas como ellos solos, siempre pondrán carita limosnera tras alguno de sus crímenes y se extrañarán sobremanera de que te moleste que toda tu infancia la hayas tenido que pasar encerrado en un baño llorando porque sus libros, sus propagandistas (o curas) y todo el sistema «educativo» que secuestraron desde el principio y sigue en sus manos, está centrado en estigmatizar a las valientes diferencias, a adoctrinar en el odio, en la incultura (no olvidemos que ya en la Edad Media robaron libros de filosofía, historia, poesía, y los quemaron o encerraron en sus oscuros monasterios). Pero eso sí, en nombre de la caridad y el amor cristiano (¿desde cuando se llama amor al odio?).

El arzobispo alucinógeno Silvano M. Tomasi ha llegado a declarar en la ONU que «La verdad es que esos ataques son violaciones de derechos fundamentales y no pueden ser justificadas bajo ninguna circunstancia». Hale, con tó tu cilicio, majo. ¿O sea que perseguir a los homosexuales e inducir a la población al odio y al crimen ahora es un derecho fundamental? ¿Quién redactó esa Carta de Derechos (in)Humanos, Hitler, Pol Pot y el Vaticano?

Por supuesto esto viene que ni al pelo con su reciente cruzada victimista. Están ocultando la desproporcionada respuesta legal a acciones de protesta como las de las valientas de RQTR y Contrapoder y la persecución a Leo Bassi y Sacristán o sus infamias desde los medios cristofascistas y católicos para intentar hacerse pasar por víctimas.

Por favor, que la Iglesia deje de intentar hacer pasar por verdugos a las víctimas de su continua persecución y acepten de una vez por todas que siguen siendo la inquisición de todas las sociedades. Por no mencionar a una de las empresas multinacionales más lucrativas. Exportan odio, persecuciones, estigmas y pedofilia… a juzgar por los últimos casos. Así que mejor dejan de mirar para afuera y miran hacia adentro.

Para acabar con humor, un magnífico ejemplo de la carita limosnera que tanto explotan estos dictadores.

http://www.youtube.com/watch?v=iUwb2OJ-AK4

Y, por favor, abandonad esta cruzada victimísta. Que ya os conocemos.