Palabra de artivista

Las herramientas del amo

Analizando cómo se están desenvolviendo los acontecimientos no sería muy disparatado pensar que a la izquierda le están dando sopas con honda en eso de "conseguir el poder económico para comprar el poder político". Por supuesto, los que están aplicando jaque mate tras jaque mate no son otros que los que inventaron ese juego: la derecha. Puesto de un modo más populachero: "le están dando en toa la cartera" (que es donde más duele, dirían los entusiastas e integrados en el sistema capitalista). O, puesto de un modo más académico, en palabras de la activista feminista, lesbiana, negra y pobre Audre Lorde: Las herramientas del amo nunca desmantelarán la casa del amo.

Esta es una frase que se ha escuchado mucho en la izquierda. Pero ha sido soberanamente ignorada por los más ambiciosos, enloquecidos en su subidón de adrenalina cuando iban escalando peldaños... de las escaleras del amo.

Yo siempre argumenté en los primeros momentos de esa naciente comunidad gay (que luego se convertiría en marca "gay") que la dignidad no se compra, se conquista. Pero el modelo que se impuso (con gran euforia y apoyo por parte del sistema) fue el de comprar nuestra dignidad, hacernos deseables, temidos, admirados por nuestra capacidad de aprender y replicar las implacables retóricas capitalistas, con su jerarquía, su competitividad feroz y su insolidaridad.

Recordemos que todos estos procesos de perversión, asimilación y derrota ya fueron anticipados hace mucho por la madre de todas las luchas sociales: el feminismo.

No es casual que desde la lucidísima Naomi Klein en su imprescindible NoLogo (en el que explica cómo las marcas han acabado secuestrando todos los ámbitos desde la escuela hasta la universidad pasando por las asociaciones de vecinos a cambio de jugosos "sobornos")  hasta la no menos lúcida Gloria Steinem en su igualmente imprescindible Ir más allá de las palabras (específicamente en su capítulo Sexo, mentiras y anuncios publicitarios, dedicado a cómo los anunciantes habían acabado editorializando los contenidos de las revistas femeninas hasta hacerlas claramente machistas y contrarias a los objetivos iniciales) fuesen las primeras en alertar sobre estos procesos de perversión de los objetivos y dinámicas de izquierdas, marginados o minorías, por parte de los Amos del Mercado.

En nuestra comunidad hemos tenido un sonoro ejemplo de descalabro asimilacionista en la revista Zero, y por lo que pude ver el otro día, ese camino lleva la librería-editorial Berkana. En la izquierda, en general, muchas miradas se están dirigiendo a La Sexta y a nuestro diario Público. ¿Qué está pasando? Yo creo que antes de responder, los interesados harían bien en leer la respuesta a esta pregunta planteada en esa red social para profesores y estudiantes que es eNotes:

¿Qué quiere decir Audre Lorde cuando afirma que "las herramientas del amo nunca desmantelarán la casa del amo?
Lorde está sugiriendo que la noción de empoderamiento y de reclamar nuestra voz solo puede tener lugar cuando haya una transformación del paradigma.

En otras palabras: sólo se puede conquistar el sistema cambiando el sistema.