Palabra de artivista

Misiles contra la huelga

Hace unos minutos ha aparecido una amenaza de un cristofascista contra mí en twitter. Eso no es novedad, con las barbaridades que los amiguetes de Intereconomía ponen para amenazarme de muerte podría sacar una enciclopedia. Lo que sí es novedad es que este cristofascista me amenaza... ¡CON UN MISÍL TOMAHAWK! He aquí la perla del enajenado:

Que los cristofascistas, banqueros y empresarios se crean con derecho a suprimir el derecho constitucional a la huelga con amenazas a sus trabajadores (lista de empresas que han amenazado), es ya un disparate que explica meridianamente su falta de conexión con la realidad social en la que vivimos. Pero que un chico joven pida un misíl tomahawk para aniquilarme ya es de Club de la Comedia. Salvo que no tiene gracia, porque en el fondo ilustra a la perfección la prepotencia, violencia y exceso de represión que medios como El Mundo, ABC, Intereconomía, La Gaceta, 13Tv y demás miembros de la TDT Party han conseguido instaurar. Y, sobre todo, representa como nada lo desproporcionado de los medios que están utilizado para callar la voz del pueblo.

Sólo hay que leer el disparate de un chico joven seducido por las retóricas neofranquistas de los cristofascista y la violencia y crispación que el PP está imponiendo para recortar, eliminar, borrar los avances sociales de los últimos 40 años, para entender lo desproporcionado de sus medidas ante un pueblo que ya está amedrantado de por sí. Es un paralelismo perfecto de los beneficios que se otorgan a los empresarios como supuestos generadores de ingresos en un estado menoscabado, pero ¿qué beneficios pueden obtener si no existen trabajadores? Como explicó Henry Ford en la Gran depresión estadounidense cuando los empresarios le criticaron por no bajar el sueldo, abaratar el despido y esclavizar más aun a sus trabajadores: ¿no os dais cuenta de que con una masa obrera asfixiada nadie podrá comprar los bienes que producimos?

Podrán amenazar todo lo que quieran, pero mañana estaremos en la manifestación e iremos a la huelga. Porque no queda otro remedio. Y a lxs cobardes que no hacen huelga creyendo que así salvan su trabajo: ¿cuando te despidan y no tengas derechos, sindicatos ni compañeros a los que acudir te habrá valido la pena esos meses que trabajaste bajo la bota patronal?

PD: ¿Queréis saber lo que espera con esta Reforma Laboral? Algunos testimonios directos

http://youtu.be/gH-u7DHvbRU