Opinion · Palabra de artivista

Carta de Yaguine y Fodé a este gobierno que dispara a inmigrantes

yaguine_fode_mHay personas que uno no se explica cómo duermen por la noche, cuando toda la adrenalina del poder se sedimenta un poco y algo remotamente similar a una conciencia aparece. Supongo que ser cristofascista y lacayo del odio acaba por matar lo más básico de la humanidad y la sustituye por un fanatismo religioso de clase que justifica los peores crímenes. Así aparecen brazos incorruptos de Santa Teresa, vírgenes milagrosas, devociones virulentas descubiertas a edad madura tras ser un vividor (como esos asesinos que descubren con fervor a Cristo tras asesinar y descuartizar una familia y te lo recomiendan… nunca sabremos si son imprescindibles ambos pasos, parece que sí). Me estoy refiriendo a este gobierno del PP en sus señalados y estrambóticos miembros: empezando por un presidente que gobierna in absentia, pasando por un Ministro del Interior, ese renacido cristofascista inquisidor que parece vivir en el medioevo, amante de lo franquista, y a Soraya, la vicepresidenta jovial que intenta ser simpática sin dejar de aplicar represión, una panda que tras saber que el asesinato de 15 inmigrantes que intentaban llegar a nado a la costa es responsabilidad suya, han ejecutado un repulsivo acto de cinismo, hipocresía e inhumanidad y con sonrisa, altanería y descaro se han desentendido del asunto de la Guardia Civil tiroteando a seres humanos que se ahogaban ante sus impasibles ojos.

Tras este terrible suceso la única declaración que hemos tenido es que El Gobierno se niega a asumir responsabilidades por las muertes de Ceuta y, mucho peor, los intentos repugnantes del Ministro del Interior de convertir a víctimas en agresores y agresores en víctimas. Trufados de conceptos tan despreciables (y racistas) como que los inmigrantes eran de complexión atlética y por ello merecían los tiros mientras se ahogaban. Tras mentir escandalosamente y negar todo lo sucedido, manipular las imágenes y acudir a toda la peor propaganda goebbeliana, acabó por tener que reconocer que tirotearon a seres humanos que se ahogaban intentando llegar a tierra firme, extenuados, pero asegurando que “No hay relación entre las pelotas de goma y los muertos de Ceuta”. Como ferviente cristiano sabía que cuando asestas 56 puñaladas a una mujer que no quiere ser violada, no hay relación entre el cuchillo y la muerte de ésta, por ejemplo. O si obligas a una madre a dar a luz a un hijo que va a nacer muerto y la va a matar, tampoco hay relación entre tu imposición y su muerte. Son nociones básicas de cristofascismo. Acto seguido se fue a misa de 8 y recibió la comunión y algún que otro agradecimiento de compañeros cristofascistas que planean hacer un safari este otoño para ver “negritos” cuidados por misioneros.

Yo, sencillamente, no entiendo los procesos mentales (de haberlos) que llevan a estos seres a negar crímenes e inventar otros (manifestarse o hacer escraches sí que son agresiones mayúsculas). Pero es que yo quizás no entiendo por qué 3/4 partes del planeta se tienen que morir de hambre para que yo pueda vivir a lo occidental.

Con motivo de este terrible episodio, he recordado una carta que hace unos años escribieron un par de jóvenes que murieron congelados en el tren de aterrizaje de un avión en el que intentaban llegar a Europa como polizones. Fue en julio de 1999 cuando tuvo lugar la trágica historia de Yaguine Koita yFodé Tounkara.

Yaguine Koita y Fodé Tounkara, de 14 y 15 años, eran dos estudiantes de Guinea-Conakry que buscaban escapar de la miseria y el sufrimiento en el que vivían. Murieron congelados en el tren de aterrizaje de un avión que les llevaba, clandestinos, a la rica y educada Europa. Pero son mucho más que otros polizones que mueren en su vano intento por abandonar la pobreza. Son autores de una carta de sencillez y clarividencia admirables, una auténtica bofetada a los intolerantes. Uno de ellos la llevaba sujeta entre su mano y su corazón cuando su cuerpo fue descubierto, congelado como el de su compañero, en el aeropuerto de Bruselas a las horas de aterrizar.

La carta (que aparece como fue manuscrita por ellos, en francés), parece escrita a este gobierno, aunque se dirigía a todos los gobernantes de Europa que ignoraron esta tragedia y han seguido aumentando la explotación y acoso del tercer mundo. Os dejo con el texto:

yaguine_fode_cartaExcelencias, Señores miembros y responsables de Europa.
Tenemos el honorable placer y la gran confianza de escribirles esta carta para hablarles del objetivo de nuestro viaje y del sufrimiento que padecemos los niños y los jóvenes de África.
Pero, ante todo, les presentamos nuestros saludos más deliciosos, adorables y respetuosos con la vida. Con este fin, sean ustedes nuestro apoyo y nuestra ayuda. Son ustedes para nosotros, en África, las personas a las que hay que pedir socorro. Les suplicamos, por el amor de su continente, por el sentimiento que tienen ustedes hacia nuestro pueblo y, sobre todo, por la afinidad y el amor que tienen ustedes por sus hijos a los que aman para toda la vida. Además, por el amor y la timidez de su creador, Dios todopoderoso que les ha dado todas las buenas experiencias, riquezas y poderes para construir y organizar bien su continente para ser el más bello y admirable entre todos.
Señores miembros y responsables de Europa, es a su solidaridad y a su bondad a las que gritamos por el socorro de África. Ayúdennos, sufrimos enormemente en África, tenemos problemas y carencias en el plano de los derechos del niño.
Entre los problemas, tenemos la guerra, la enfermedad, la falta de alimentos. En cuanto a los derechos del niño, en África, y sobre todo en Guinea, tenemos demasiadas escuelas, pero una gran carencia de educación y de enseñanza: salvo en los colegios privados, donde se pueden tener una buena educación y una buena enseñanza, pero hace falta una fuerte suma de dinero. Ahora bien, nuestros padres son pobres y necesitan alimentarnos. Además, tampoco tenemos centros deportivos donde podríamos practicar el fútbol, el baloncesto o el tenis.
Por eso nosotros, los niños y jóvenes africanos, les pedimos hagan una gran organización eficaz para África, para permitirnos progresar.
Por tanto, si ustedes ven que nos sacrificamos y exponemos nuestra vida, es porque se sufre demasiado en África. Sin embargo, queremos estudiar, y les pedimos que nos ayuden a estudiar para ser como ustedes en África.
En fin, les suplicamos muy, muy fuertemente que nos excusen por atrevernos a escribirles esta carta a Ustedes, los grandes personajes a quien debemos mucho respeto. Y no olviden que es a ustedes a quienes debemos quejarnos de la debilidad de nuestra fuerza en África.
Escrito por dos niños guineanos. Yaguine Koita y Fodé Tounkara

No espero que la canalla bancaria, cristofascista, oligarca y capitalista, reaccione a esta carta. Llevan el cinismo y el odio implantados en sus venas. Pero estaría bien que se diesen cuenta de que no somos tontos, ni ciegos, ni mudos. Ellos seguirán saqueando hasta la salida, pero ya les pillaremos. Aunque sólo sea por Yaguine y Fodé.

Porque la revolución sólo necesita de una buena persona que no se calla.

PD: La noticia e imágenes de cuando fueron encontrados los cadáveres de estos niños. Luego vendría Lampedusa y mil crímenes más.

PD2: Ya empiezan a salir imágenes. Un vídeo demuestra cómo la Guardia Civil disparó a los inmigrantes al grito de “¡Vamos cabrones!”.