Palabra de artivista

Diversidad afectivo-sexual en Logroño

jornadas lgtb copiaLogroño es esa ciudad cuyo homófobo obispo corrió a defender a Reig-Plá cuando soltó esas barbaridades contra la homosexualidad ("hombres nocturnos") y la mujer ("campeona de la destrucción de la vida"). Ese mismo obispo, Juan José Omella, ha sido desde el principio un furibundo enemigo del matrimonio homosexual, llegando a rezar para que Zapatero "rectificase", aunque ha utilizado la hipócrita vía del homófobo Papa Francisco de  hablar de tolerancia si los gays aceptan que están equivocados y llevan una vida de abstinencia y penitencia por su pecado. Hasta tuvo la caradura de reunirse con un colectivo homosexual de La Rioja, la asociación Gays y Lesbianas de Aquí (GYLDA), para decirles que "la Iglesia los respeta, comprende su sufrimiento y su dolor pero no comparte su proceder" (¿Qué respeto es ese? El mismo del Papa Francisco: ninguno, sólo si te niegas a ti mismo te acepto). Esa reunión fue utilizada por el diario cristofascista La Razón para adelantar la hipócrita y manipuladora doctrina que luego está usando el homófobo Papa Francisco para tachar de "lobby gay" a quien defienda su dignidad: El Prelado aseguró que la Iglesia "comprende y se muestra cercana a las personas homosexuales, pero los lobbys gays no pueden imponer a la sociedad unos parámetros que no son correctos". A esto añadió Omella: "Salí de la reunión con la impresión de que les duele que no se comprenda su posición, pero yo he de ser fiel a la doctrina tradicional de la Iglesia, que es la de Cristo", añadió el Obispo, apuntando que "los seguidores de Jesús, también tenemos caídas y fallos, pero nos acogemos a la misericordia del Señor, sin hacer bandera, como hacen muchos de ellos, de algo que no es normal", apuntó. Más claro agua: no sentirse enfermo, erróneo y pecador es hacer bandera y, sobre todo, no somos normales. Por eso si hay un lugar en el que es necesaria la visibilidad y educación en las divergencias del heteropatriarcado, ese es Logroño.

Así que la feliz ocurrencia de Alternativa Universitaria de La Rioja, la Federación de Enseñanza de CC.OO. La Rioja y el Área de Libertad de Expresión Afectivo Sexual de Izquierda Unida de La Rioja de organizar las primeras Jornadas por la Diversidad Afectivo-Sexual no puede haber llegado en mejor momento. Y ni digamos el regalo de que ese grupo de jóvenes haya decidido contar conmigo para que les presente, hable y comparta mi libro/lucha "La vida en rosa, en rojo y en violeta".

AU, ALEAS-IU y CCOO, han hecho un esfuerzo por crear estos necesarios debates en La Rioja. Me consta que es una iniciativa de nuevas generaciones que han venido a remover el desencanto de las y los más veteranos que evidencian un desgaste grande que ha socavado el asociacionismo y activismo LGTB en los últimos años. Fue lo que ocurrió, por ejemplo con GYLDA, que se disolvió en 2012 tras 17 años por "falta de relevo". Como declaró entonces su presidente, Francisco Pérez, "La lucha es larga y viene de lejos, pero todo combate acaba desgastando a los ejércitos y así ha ocurrido con nuestra asociación". Expresa la gran tragedia del activismo español justo ahora que más se necesita, muchos se durmieron en los laureles, otros se apagaron en los "años dorados" de Zapatero. Por eso es tan importante la inyección de entusiasmo y lucha de estas nuevas generaciones que están resucitando el activismo alli donde más importa: en los sitios pequeños, en las periferias, donde las peores batallas contra la homofobia se siguen librando. Espero que este re-activismo cunda en toda España porque es muy necesario y esta situación plantea un problema actual del activismo: el cansancio y cierta desidia de la vieja guardia que creyó haber conseguido todo. Ahora más que nunca es necesario resucitar, re-inventar los mecanismos de defensa y lucha que creamos durante el gran holocausto del sida y la lucha por los derechos LGTB.

Así que es una gran noticia que este grupo de resistencia haya organizado toda una serie de actos y ponencias para educar a la población en la diversidad y la convivencia. Justo lo contrario de lo que hacen PP e Iglesia. Si estáis por La Rioja os animo a acercaros a las muchas citas que con entusiasmo, ilusión y esfuerzo han construido estas jóvenas donde más falta hace: en las periferias.

Las Jornadas pretenden acercar la realidad de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales a la sociedad riojana y, en concreto, a estudiantes de la Universidad de La Rioja y profesores de primaria y secundaria. En concreto, Las Jornadas sobre la Diversidad Afectivo-Sexual reivindicarán el papel de la Educación en el respeto.

Los actos han sido presentados en rueda de prensa por representantes de las asociaciones que participan en la organización, Andrés Barrio, de Izquierda Unida; Juan Escalona, de Alternativa Universitaria; y Eva López, de Comisiones Obreras. Ha sido durante ese acto cuando han subrayado la importancia de la educación en el respeto.

En este sentido, Escalona se ha referido a un estudio de la Federación de Asociaciones de Gays y Lesbianas, sobre el acoso escolar, en el que se señalaba que entre un quince y un veinte por ciento de estudiantes rechaza expresiones físicas de afecto entre varones.

El 18,2 por ciento del alumnado varón y el 11,2 por ciento del femenino de la Comunidad de Madrid consideran que es "correcto" o "totalmente correcto" tratar con desprecio a homosexuales, bisexuales o transexuales.

El 57% del acoso escolar homofóbico comienza entre los 12 y los 15 años y el 23% antes incluso. El 35% de esas víctimas de acoso llegan a planificar su suicidio y el 17% lo intenta.

En otro estudio, efectuado en Madrid y Gran Canaria, el 83,2 por ciento de los 4.600 adolescentes encuestados ha presentado insultos homófobos; el 50,2 por ciento amenazas y el 51,8 violencia física.

A esto ha unido que en dos universidades (Málaga y Complutense de Madrid) se ha analizado la formación del futuro profesorado en la atención a la diversidad afectivo-sexual y la prevención del acoso homofóbico, "llegando a la conclusión de que es prácticamente inexistente".

Estos datos se complementan con el imprescindible y demoledor Estudio Sobre Homofobia en las Aulas que acaba de presentar COGAM en el que se revelan datos como que:

La investigación también analiza las fuentes de homofobia en el alumnado de Secundaria según su orientación sexual. Entre los
estudiantes heterosexuales, el 43,44% percibe rechazo familiar hacia la homosexualidad, el 41,84% cree que el profesorado hace poco o nada ante un caso de acoso homofóbico y el 31,91% percibe discriminación en su instituto. En el caso del alumnado LGB se obtienen resultados similares, siendo las fuentes principales de la homofobia el rechazo familiar (49,66% de los alumnos), pasividad del profesorado (44,71%) y la percepción de discriminación en el instituto (38,01%). Por último, entre el alumnado que prefiere no contestar sobre su orientación sexual, destaca el rechazo familiar (52,25%) y los prejuicios hacia su propia orientación sexual (36,13%).

Es por esto por lo que iniciativas como esta son tan valiosas. Nos vemos en las periferias. Con toda nuestra santa pluma y nuestra rabia transmaricabollo.