Palabra de artivista

¿Cifuentes, por qué retienes a Miguel e Isma sin pruebas?

CIFUENTES VISITA CENTRO COORDINACIÓN OPERATIVA DE MANIFESTACIÓN "JAQUE AL REY"La historia de la detención de Miguel durante la Marcha de la Dignidad el 22M es tan absolutamente injustificada que desafía lo más elementales parámetros democráticos de transparencia y justicia.

Miguel, un joven de Carabanchel, fue detenido cuando regresaba de las Marchas de la Dignidad del 22M, a las 10 de la noche. Ya hacía bastante que estas habían acabado y las injustificadas cargas en Recoletos en las que me vi envuelto se habían llenado de disparos indiscriminados de la policía a los manifestantes pacíficos entre los que había bebés y ancianos.

La detención de Miguel es cuando menos confusa e injustificada. Asaltado por la policía cuando volvía a su casa tranquilamente, es acusado por un "secreta" de haber gritado junto a él una hora antes "Voy todo de subidón porque en las cargas de Recoletos fuimos capaces de rodear a un policía y yo le tiré una piedra en la cabeza cuando estaba en el suelo. Mañana lo veréis en las noticias, quedó inconsciente, se lo tuvieron que llevar arrastrao" (declaraciones que suenan tan auténticas como las pruebas que se inventó la policía para criminalizar a los detenidos del 22M y que tuvo que negar después como de otro día). Curiosamente, cuando el "secreta" escucha estas extrañas declaraciones a voz en grito (según él, claro), no detiene a ningún otro testigo de las mismas y sólo permanece su palabra contra la de Miguel. ¿No es extraño que si alguien va contándole a todo el mundo que ha agredido a un policía y eres "secreta" no te tomes la precaución de tomar testimonio a otras personas que confirmes lo que sólo tú dices?

Por supuesto eso aparece en el auto en el que Miguel  sólo reconoció ante el juez haber estado en la manifestación, pero negó haber participado en los altercados ni ser responsable de la agresión al agente, según fuentes jurídicas. Los hechos descritos y la confesión de los mismos en plena calle fueron presenciados por algún agente, según recogería el atestado policial. El auto no especifica si esas supuestas declaraciones del detenido fueron grabadas por la Policía, se las atribuye un tercero o simplemente las escuchó un agente. La detención de Milián, señala el propio auto, se produjo "una vez habían cesado los incidentes".

Pues con esta falta de pruebas concluyentes, en un primer momento se pide, así a lo bruto, prisión preventiva comunicada sin fianza para Miguel por.... atentos, ¡tentativa de homicidio! (acusación que se tuvo que retirar porque era una salvajada que no se sostenía por ningún lado). Dos meses después sigue encarcelado en Alcalá Meco sin pruebas ni juicio.

Sobre Miguel, su situación personal (alguien pacífico, con arraigo personal y social y pareja, sin antecedentes penales ni pertenencia a grupo alguno) escuchemos lo que nos cuentan sus desolados padres, hermana y tíos, entre otros:

Es desolador que Cifuentes y la policía destrocen y hagan sufrir de este modo a personas pacíficas por el mero hecho de solidarizarse con el sufrimiento del pueblo. Pero lo que es absolutamente repugnante es que  Miguel siga en prisión preventiva dos meses después, sin pruebas, por una detención que en realidad apesta a montaje policial el 22M.

libertadmiguelismaruedaprensaLa historia continúa con una segunda lista de detenciones que formaba parte de la denominada operación Puma-70, también conocida como "Operación Venganza", un dispositivo montado precipitadamente por Cifuentes y su equipo para acallar las crecientes protestas de los policías que denuncian, en una manifestación frente a la comisaría de Moratalaz, el abandono y montaje para aumentar víctimas, pidiendo la dimisión de sus jefes. En la repugnante operación Puma-70 más de 10 personas son detenidas y sólo una ingresa en prisión preventiva: Isma de 18 años, del sur de Madrid. También sin antecedentes penales. A día de hoy, dos meses después, se le mantiene en prisión como mantienen a Miguel, con la misma falta de concurrencia de los elementos necesarios para justificar una medida de ese tipo.

Con lo dicho, sólo quiero hacerle un par de preguntas a la Delegada de Gobierno Cristina Cifuentes. ¿Cristina, amiga, por qué retienes a Miguel e Isma, dos jóvenes de 18 y 21 años sin antecedentes y sin pruebas?

¿Acaso es un hueso que has querido tirarle a tus hombres para aplacar sus protestas de los UIP que piden la dimisión de sus jefes por haberles arrojado a los pies de los caballos aquél 22M para poder criminalizar las luchas sociales?

Creo que como cargo público debes dar explicaciones al pueblo de Madrid y mantener la absoluta transparencia que debería caracterizar a la justicia frente a los ciudadanos de la capital de España.

Mientras tú te animas a dar una en la que expliques algo de lo que has hecho desde el 22M, hoy jueves 29 de mayo a las 12:30 nos tendremos que conformar con este comunicado:

Estimadxs compañerxs:

Miguel e Isma llevan dos meses en prisión preventiva por los sucesos del 22 M.

Sin antecedentes penales y con arraigo familiar se aplica una medida tan grave como es la de privar de libertad a dos jóvenes de 21 y 18 años.

Desde todos los rincones de los territorios del Estado se están llevando a cabo concentraciones, manifestaciones y multitud de actos en los que se exigen su libertad.

Con el fin de informar de la situación de MIGUEL e ISMA y de las movilizaciones que están programadas próximamente, desde el Gabinete de Comunicación de las Plataformas por la Libertad de Isma y Todxs con Miguel, os citamos a el 29 de mayo a las 12:30 en la Plaza del Descubrimiento (Plaza de Colón)  para la realización de una rueda de prensa a la que asistirán  miembros de las Plataformas por la Libertad de Isma y Todxs con Miguel.

Esperando su asistencia, les damos las gracias por su atención.

Nos vemos allí. Si tocan a uno nos tocan a todxs.

Para terminar, os dejo con estas reflexiones:

COMUNICADO DE LAS PLATAFORMAS POR LA LIBERTAD DE ISMA Y MIGUEL

El pasado día 22 de marzo las columnas de las Marchas de la dignidad, terminaron confluyendo en Madrid, para culminar con una jornada de protesta inmensa que llenó las calles de Madrid. Poco antes de concluir la jornada, una unidad de UIP (antidisturbios) cargó contra el grueso de la concentración sobre las 20:40h en una plaza de Colón abarrotada de gente, que todavía esperaba a finalizar los actos.

Entendemos esta actitud como desproporcionada, dado que cargaron contra todxs lxs que estaban allí, tanto con cargas físicas, como con gases lacrimógenos y pelotas de goma, una actitud de la que son directamente responsables delegación de gobierno y los mandos de la policía.

De todas las detenciones que se produjeron el 22M, se han probado malos tratos a lxs detenidxs. De ellxs, sólo Miguel de 21 años, ingresó en prisión preventiva, a pesar de contar con arraigo familiar y social, y carecer de antecedentes penales, razones que harían innecesaria una medida tan extrema para garantizar su asistencia al proceso judicial. El argumento de la "alarma social" generada por este caso, alimentada de manera artificial, parece ser el único motivo que le mantiene en prisión, a pesar de no haber diferencias objetivas entre los delitos que se le imputan con respecto al resto de los acusados en el mismo procedimiento.

La historia continúa con una segunda lista de detenciones que formaba parte de la denominada Operación Puma-70, donde más de 10 personas son detenidas y sólo una ingresa en prisión preventiva: Isma de 18 años, del sur de Madrid. También sin antecedentes penales, que se le mantiene en prisión como mantienen a Miguel, con la misma falta de concurrencia de los elementos necesarios para justificar una medida de ese tipo.

En primer lugar, exigimos su puesta en libertad, tanto de Isma como de Miguel, así como la absolución de todxs lxs detenidxs del 22 de marzo. Además consideramos que Miguel e Isma son cabezas de turco ante el gran alcance mediático que han tenido las Marchas de la dignidad.

Creemos que esto choca abiertamente con las agresiones realizadas por la policía, en las cuales no hay ningún agente imputado, y en cuyas intervenciones, a un manifestante se le extirpó un testículo, y otro perdió la visión de un ojo, por golpes de pelotas de goma, disparadas inadecuadamente. A esto le sumamos la campaña criminalizadora, en la que se presentaron pruebas falsas por parte de la policía, como la conocida muleta-espada.

Exigimos la libertad inmediata de Miguel e Isma así como la absolución de todxs lxs detenidxs del 22M.

¡¡LIBERTAD DETENIDXS POR LUCHAR!!

 

PD: Curiosamente, al poco tiempo de publicar esta entrada, Cristina Cifuentes se ha apresurado a "contestar" en twitter con un pragmático tuit que pareciera la respuesta de un examen de Derecho Administrativo, limitándose a recitar el procedimiento procesal sin mencionar la compleja interpretación e interactuación entre poderes e individuos que se da en todo proceso legal. Tras ser mencionada mi entrada por el gran fotoperiodista amigo Juan Carlos Mohr, esto es lo que mi amiga Cifuentes ha declarado:

cifuentesresponde

Me consta que los jueces implicados en estos dos casos se hayan bajo una presión sin precedentes al haberse personado el sindicato de policía en la acusación para pedir algún tipo de reparación ante los eventos del 22M (algo que ya se intentó en la operación Puma-70). Esa pretensión de Cristina Cifuentes de que ella no tiene nada que ver con el caso Miguel e Isma es absolutamente hilarante. De hecho, se da la curiosa circunstancia de que, de repente, y por primera vez, Cristina Cifuentes en persona es la que está firmando todas las autorizaciones a cualquier manifestación o protesta relacionada con Miguel e Isma. Hasta ahora, jamás había firmado ella personalmente ni una sola. Como me explicaba una persona implicada en los movimientos sociales y con acceso a ella:

"Todo lo que esté relacionado con Miguel e Isma está en un expediente encima de su mesa. Porque si no, no tienen ningún sentido que hasta ahora todas las comunicaciones que se han hecho en otras manifestaciones de otro tipo, nunca las ha firmado ella. Siempre lo ha firmado o el director de seguridad o Seguridad Ciudadana, o el subdelegado, pero ella nunca, nunca, nunca había firmado. Eso quiere decir que ha dado orden de que todo lo que se mueva con relación a estas dos personas 'tengo que verlo yo'. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla, te lo explico: los sindicatos policiales se han presentado como acusación particular. Entonces, como están exigiendo mano dura y están exigiendo ceses y dimisiones, quiere tener a los policías y a los sindicatos contentos y no quiere que se produzca ningún paso en falso que pueda encender la mecha de los sindicatos"

Cristina, ¿cómo se conjuga tu intento de desentenderte del caso Isma y Miguel y ese interés y control absoluto? ¿Podrías aclarar lo que ocurrió y de qué se les acusa en concreto? ¿Estáis consiguiendo apagar esa explosión en la cara que fue la operación Puma-70 y la extraña estrategia durante el 22M que pareciera buscar sacrificar a tus hombres para criminalizar las protestas sociales?