Gracias Wilson

Tres hombres evitaron ayer en el centro de Barcelona una muerte segura por violencia de género. No les detuvo el cuchillo del agresor, que asestaba puñaladas sin fin a su ex pareja, ni la posibilidad cierta de resultar heridos.

Uno de ellos, el que apartó al asesino en ciernes a golpe de barra de hierro, es ecuatoriano. Inmigrantes son el 38,6% de los agresores probados en 2008. Y, lo que es peor, el 44,3% de las víctimas. Pero también son inmigrantes el 33,3% de los valientes que salvaron ayer a esa mujer en Barcelona.

Las estadísticas son importantes. Pero lo son más las personas. Afortunadamente Wilson, el Neira ecuatoriano, resultó ileso. Desde aquí, gracias. Ojalá cunda su ejemplo y el próximo balance sobre violencia de género tenga un censo importante de ciudadanos valientes. Ojalá que ese arrojo reduzca las cifras de muertas. Gracias, Wilson.