Enhorabuena a todas, también a las del PP

Gran trabajo y excelente resultado. Tras dos años de debate parlamentario y seis de promesa electoral pendiente, hay motivos para celebrar. Con la ley aprobada este miércoles, todas las mujeres ganamos en derechos, en libertad, en igualdad y en seguridad. Ganan también los médicos el respaldo legal imprescindible para hacer su trabajo con serenidad. Y si la ley se aplica bien, si desarrolla todo su potencial como mecanismo para extender la educación sexual y conseguir la prevención de embarazos no deseados, habrán ganado también las generaciones que vienen.

Las conservadoras se opusieron hasta hoy mismo con todas sus fuerzas a mejorar la legislación del aborto. Lo hicieron después de callar durante ochos años al frente de un Gobierno que no movió un dedo para evitar los 500.000 abortos realizados en esa etapa. Sin ruborizarse. Hasta hoy mismo en el Senado, se atrevieron a clamar “por la defensa de la vida” en las tribunas, en las manifestaciones, en los mítines…

Y será así, también sin rubor, como aceptarán la ley si algún día vuelven al Gobierno. Y será así, sin un ápice de vergüenza, sin dar siquiera las gracias, como la utilizarán en sus vidas privadas cuando lo estimen necesario.

Más de 115.000 mujeres abortaron en España en 2008 (último dato disponible). Casi 15.000 de ellas no habían cumplido los 19 años. Es obvio que con la nueva ley ganamos presente, el reto es que también ganemos con ella futuro.
Si se logra, ganaremos todas, también las del PP.