Sport Juice

La educación de un entrenador del Madrid

Este miércoles, José Mourinho ha vuelto a dar su verdadera cara. La cara del que no sabe perder (a veces está bien), del que no respeta a los rivales, ni a sus propios compañeros, jugadores ni, por supuesto, al árbitro.

"¡Vete a la mierda!", le ha espetado el preparador portugués al árbitro cuando le ha enseñado una tarjeta amarilla durante el Real Madrid-Murcia. Por supuesto, el colegiado le ha expulsado inmediatamente.

En Europa ya le conocían -y le conocíamos- por sus años en el Oporto, pero sobre todo en el Chelsea y el Inter.  Por entonces ya fue expulsado en numersosas ocasiones, y ya dio muestras sobradas, no sólo de que es un grandísimo técnico, eso sí, sino de que es un maleducado y no respeta nada ni a nadie.

Esa forma de provocar a los rivales, entrenadores y jugadores y a los aficionados (en Barcelona ya le conocen bastante). Hasta el momento mucha gente pensaba que lo de Mourinho era una pose, pero hoy ha mostrado su verdadera cara.

Si el Real Madrid de Florentino y Valdano que predican la deportividad, el buen gusto, el saber hacer, etcétera etcétera siempre buscan a entrenadores de este perfil -Queiroz o Pellegrini, entre otros, no consiguieron buenos resultados, pero sí tenían educación y respeto- no deberían dejar pasar esto ahora y deberían sancionar a Mourinho.